Compartir

Agencias

Este jueves 20 de febrero, el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) oficializará la asignación de permisos de uso del espectro, como resultado de la subasta del pasado 20 de diciembre.

Con un recaudo inicialmente estimado de unos 5 billones de pesos, la subasta del espectro está orientada a la ampliación de la cobertura de los servicios de internet a unas 3.660 localidades del territorio nacional que hoy no cuentan con acceso. Es, asimismo, parte de la implementación de la nueva ley de modernización de las TIC, en vigencia desde mediados del año pasado.

No obstante, un error cometido por la firma extranjera Partners al ofertar un bloque en la banda de 2.500 MHz no solo ha desatado una polémica alrededor de la subasta, sino que también ha generado dudas de la Procuraduría y molestias entre otros participantes en el proceso.

Si bien la falla no es atribuible al ministerio, de la respuesta de la entidad dependerán tanto el monto final que recibirá el Estado como la credibilidad en procesos futuros de asignación.

Es menester que el Mintic no ahorre en el despliegue de todos los esfuerzos jurídicos, regulatorios y comunicativos para aclarar las dudas en torno a la subasta. Dado que el sector de las telecomunicaciones es tan regulado y requiere multimillonarias inversiones, los principales actores deben contar con todas las garantías y la necesaria estabilidad en las reglas de juego.

Sin desconocer los diversos intereses de los distintos jugadores, el Mintic no solo debe apegarse a las normas acordadas para este proceso, sino también enviar el mensaje a todos los operadores, actuales y futuros, así como a los organismos de control, de que el Estado colombiano diseña procesos justos y transparentes.

Después de que se aclare el enrarecido ambiente de las últimas semanas, el Mintic no se puede dejar desviar del espíritu que está detrás no solo de esta subasta del espectro, sino de toda la política TIC del gobierno Duque: cuanta mayor conectividad, más equidad. Colombia necesita profundizar la cobertura de los más básicos servicios móviles de voz y datos, hoy concentrados en las áreas urbanas más ricas.

Llevar internet de buena velocidad y mejorar las redes de telefonía celular a las más de 3.600 localidades en zonas rurales y apartadas del país implica que cientos de miles de colombianos accedan a información, oportunidades y servicios. Esto apunta al cierre de una de las brechas socioeconómicas más graves de estos tiempos: la brecha digital.

Además de la subasta del espectro, el Mintic, en cabeza de Sylvia Constaín, enfrenta en los próximos meses una serie de asuntos claves para finiquitar. Uno de ellos es la licitación del dominio .co, que debe asegurar para el Estado mayores recursos provenientes del aprovechamiento de este valioso activo digital de la nación. Otro tema de la agenda TIC es el proceso de las 10.000 zonas wifi para llevar internet a estratos uno y dos, así como a zonas rurales. La apuesta del gobierno Duque de modernizar las TIC necesita tanto del avance de esta agenda como de la confianza y la tranquilidad de los actores del sector en el Estado.

Fuente: El Tiempo

Compartir