Compartir

Agencias

El primer satélite comercial chino 5G pasó con éxito su primera prueba de capacidad de comunicación un mes después de su lanzamiento a la órbita terrestre baja, según informa la compañía privada china Galaxy Space.

El logro allana el camino para el envío de otros satélites de servicio de Internet que pueden complementar estaciones 5G, detalla la empresa. Este tipo de satélites de comunicación, de banda ancha y órbita terrestre baja, puede ayudar a proporcionar señales estables y rápidas en áreas remotas, como los desiertos o océanos. Galaxy Space, fundada en 2016, quiere colocar cientos de ellos para proporcionar cobertura global 5G.

En 2018, China abrió su ambicioso programa espacial a empresas privadas, permitiendo así a los empresarios chinos probar sus fuerzas para competir con los multimillonarios fundadores de las compañías aeroespaciales estadounidenses SpaceX y Blue Origin, Elon Musk y Jeff Bezos, respectivamente.

Por su parte, este lunes la compañía aeroespacial SpaceX puso en órbita 60 nuevos satélites Starlink, aumentando así su número a 300.

A finales de 2018, un desarrollador estatal chino lanzó el cohete Chángzheng-11 (Larga Marcha-11, en español), que cumpió igual cometido con el primer satélite del proyecto Hongyun, que debe formar parte de una red de satélites en la mencionada órbita.

Fuente: RT

Compartir