Compartir

Agencias

El Gobierno argentino pidió a las empresas telefónicas que retrotraigan el aumento del 9% en las tarifas, en un intento por aplacar el índice inflacionario.

El incremento afecta a la telefonía móvil y fija.

Las compañías, según reconstruyeron fuentes gubernamentales y empresarias, pidieron 48 horas para evaluar el pedido y presentar una respuesta.

El presidente Alberto Fernández encargó la gestión a Claudio Ambrosini, presidente del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), quien el lunes se reunió con los representantes empresarios.

Por las empresas estuvieron Alejandro Lastra (Telefónica Movistar), Hernán Colombo (Telecom) y Alejandro Quiroga López (Claro).

La decisión se activó luego de que el Presidente se enterara del impacto del aumento en la última medición de la inflación.

El lunes por la mañana, en medio de la cumbre gubernamental donde se analizaron nuevas medidas para enfrentar la pandemia del coronavirus, el Presidente sumó a Ambrosini a la reunión.

El titular del Enacom se sentó junto a Fernández, quien en una pausa de la reunión le pidió que le explicara los pormenores del aumento, según detallaron fuentes gubernamentales.

El funcionario recibió entonces el encargo presidencial de transmitirles el pedido a los ejecutivos de Telecom, Telefónica y Claro.

El incremento ya fue instrumentado en las boletas de las compañías, tanto en los abonos de telefonía móvil como de cable e internet. Por tal motivo, en el mercado de las telecomunicaciones advirtieron que la instrumentación sería difícil.

El pedido presidencial aparece en un contexto de recesión y fuerte incertidumbre por el impacto de la caída de la actividad que implicarán las medidas para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Las compañías, en un principio, pidieron 48 horas para responder la solicitud gubernamental, según coincidieron las fuentes consultadas.

En la Casa Rosada aseguraron que los representantes de las empresas mostraron predisposición para buscar una salida.

El Presidente apunta directamente a retrotraer el aumento. Pero la respuesta empresaria podría incluir alternativas, como la presentación de paquetes de emergencia para los abonados con dificultades para pagar o una ampliación gratuita de la cantidad de megas que se ofrecen.

«Conocemos el pedido y desde Telefónica Movistar trabajaremos junto a las autoridades para encontrar soluciones», respondieron desde la compañía.

Fuente: La Nación

 

Compartir