Compartir

Agencias

Más de las tres cuartas partes de los hogares de banda ancha de EEUU reconocieron que les sería difícil prescindir del servicio de banda ancha. El 60% de los hogares harían caer su suscripción a la TV paga, antes de cancelar su servicio de banda ancha. Estos hallazgos son destacados especialmente en 360 View: Broadband Services in the US, la más reciente investigación de consumidores de Parks Associates, que examina la aceptación y la percepción de los servicios de acceso a Internet entre los hogares estadounidenses. Hoy, con el Covid-19 encima, los autores de este reporte realizado en el tercer trimestre de 2019, no dudan que el porcentaje estaría bastante más arriba.

«Los consumidores con suscripciones OTT se están alejando de los paquetes de Internet, y es mucho más probable que este grupo tenga un servicio de Internet independiente que los no suscriptores. Este hallazgo indica que los proveedores deben ajustar sus estrategias de agrupamiento para incluir más servicios de video OTT como opciones. Actualmente, menos de una quinta parte de los suscriptores reciben un servicio OTT incluido con su paquete de banda ancha«, explicó Steve Nason, director de Investigación en Parks Associates.

La investigación también muestra que los consumidores tienen poca comprensión de cuánta velocidad de banda ancha necesita y utiliza su hogar. Los factores demográficos, como la edad, en lugar del número de plataformas conectadas en el hogar, determinan en gran medida la elección de la velocidad de banda ancha. La demanda de servicios de más de 1 Gbps es más alta entre los consumidores más jóvenes que utilizan las plataformas y servicios conectados en gran medida. A medida que aumentan los hábitos de distanciamiento social y autoaislamiento en todo el país, la demanda de estos servicios de mayor velocidad podría aumentar en todos los grupos demográficos y hogares.

«Las condiciones actuales, con muchas personas trabajando en casa y entretenidas en el lugar, ponen más énfasis en la capacidad de banda ancha de la casa, por lo que los proveedores de servicios deben intensificar sus esfuerzos para ayudar a los clientes a comprender mejor sus necesidades de rendimiento. Los clientes estarán más dispuestos a actualizar su velocidad para que coincida con sus hábitos de consumo cada vez mayores, siempre que obtengan la información correcta y garanticen que satisfará sus necesidades, lo que finalmente conducirá a niveles de satisfacción más altos”, añadió Nason.

360 View: Broadband Services in the US evalúa la percepción de los proveedores de banda ancha, la agrupación de servicios, la adopción de servicios, las actualizaciones y degradaciones de la banda ancha y la percepción de las velocidades de banda ancha recibidas. También compara las percepciones entre varios grupos de consumidores, incluidos aquellos con servicios de datos móviles.

Parks Associates adelantó la realización de múltiples encuestas en abril de 2020 para cuantificar el impacto del brote de Covid-19 en el comportamiento de los consumidores, la compra y el uso de dispositivos y servicios conectados, titulado COVID-19 Impact on Communications and Entertainment and COVID-19 Impact on Telehealth and Independent Living.

Fuente: The Daily Television

Compartir