Compartir

JenTelMx

La GSMA ha presentado el informe anual «State of the Industry Report on Mobile Money», en el que se ofrece una visión del panorama del dinero móvil y se destaca el impacto que supone una mayor inclusión financiera en las vidas, las economías y la innovación, en especial en los mercados emergentes. El informe de este año examina lo que significan mil millones de cuentas registradas para la industria del dinero móvil, los usuarios de dinero móvil y el futuro del ecosistema del dinero móvil. Ofrece un panorama completo sobre su adopción y uso en todo el mundo.

Cabe destacar que el informe indica que 2019 marcó un hito importante para el sector del dinero móvil, con más de mil millones de cuentas registradas y cerca de dos mil millones de dólares en transacciones diarias. Por primera vez, las transacciones digitales representaron la mayoría, el 57 %, de las interacciones de dinero móvil. La industria está siendo testigo del aumento de la confianza y relevancia por parte de los usuarios. Con 290 servicios en vivo en 95 países y 372 millones de cuentas activas, el dinero móvil se introduce en la corriente principal y se está convirtiendo en el camino hacia la inclusión financiera en la mayoría de los países de bajos ingresos. Para los consumidores, esto marca un cambio de dirección para pasar de los pagos en efectivo a los pagos digitales, por ejemplo en las tasas escolares, el comercio electrónico, las remesas internacionales, el ahorro, el crédito, los servicios públicos de pago por uso, etc.

«El aumento de la conectividad móvil y los servicios innovadores, como el dinero móvil, están creando comunidades más fuertes e inclusivas», explicó John Giusti, director de reglamentación de la GSMA. «Superar los mil millones de cuentas de dinero móvil representa un hito importante para una industria que no existía hace poco más de una década. El alcance de los agentes de dinero móvil es ahora 20 veces mayor que el de los bancos tradicionales. Casi 1700 millones de personas siguen en un estado de exclusión financiera, pero la fuerza colectiva de la industria tiene el potencial de asegurar que todos puedan formar parte de la nueva economía digital».

Las mayores tendencias en 2019:

  • Un número cada vez mayor de proveedores se vuelven comercialmente sostenibles.
  • Los ingresos directos del dinero móvil apoyan la inversión en productos y servicios innovadores, la expansión de la red y las comisiones saludables y sostenibles de los agentes.
  • La industria sigue invirtiendo en redes de distribución, y el número de puntos de venta de agentes casi se ha triplicado en los últimos cinco años. El alcance de un agente de dinero móvil es ahora siete veces mayor que el de los cajeros automáticos y 20 veces mayor que el de las sucursales bancarias.
  • La digitalización de los pagos ha alcanzado nuevas cotas, ya que las transacciones digitales representan la mayoría de los flujos de dinero móvil (57 %) por primera vez en 2019 (históricamente, la mayoría de las transacciones eran de entrada y salida de dinero en efectivo).
  • En el sistema de dinero móvil es más el valor que circula que el que sale; otro hito en la industria.

En el informe se examina el empoderamiento que conlleva ser propietario de una cuenta de dinero móvil, por ejemplo, más mujeres utilizan los servicios financieros, los hogares de bajos ingresos acceden a los servicios públicos esenciales y los pequeños agricultores cobran de forma más rápida y conveniente. Entretanto, millones de migrantes y sus familias están experimentando los beneficios que cambian sus vidas gracias a las remesas internacionales más rápidas, seguras y baratas, y la asistencia humanitaria en efectivo se entrega de manera más adecuada a quienes se encuentran en crisis.

Giusti añadió: «La reglamentación que permite servicios de bajo costo para los excluidos financieros ha sido crucial para el éxito del dinero móvil, y existe una clara correlación entre un entorno reglamentario propicio y una elevada tasa de adopción de dinero móvil. Sin embargo, ciertas decisiones políticas, como los impuestos específicos del sector y los requisitos de localización de datos, están ejerciendo presión sobre la industria y crean un riesgo real de impactos negativos a largo plazo sobre las ganancias de la inclusión financiera, el acceso a servicios innovadores y la entrega de los ODS. Avanzamos en la dirección correcta y, con las herramientas adecuadas, estamos un paso más cerca de lograr un futuro digital inclusivo para todos».

Acceda al informe sobre «El estado de la industria del dinero móvil de 2019» de GSMA.

Fuente: GSMA

Compartir