Compartir

Agencias

Ha llegado el momento de reabrir la actividad en las tareas de adaptación del Segundo Dividendo Digital. Eso incluye la desescalada en los trabajos de migración de frecuencias radioeléctricas, ahora en poder de los operadores de Televisión Digital Terrestre (TDT) y en los próximos meses en manos de las compañías de telecomunicaciones. En ese empeño, el Gobierno ha realizado los ajustes en las actuaciones del Estado de Alarma para impulsar la vuelta a la normalidad en la resintonización de las antenas y de los canales de la Televisión Digital Terrestre. Ese movimiento también favorecerá el uso masivo de la telefonía 5G, a través de las frecuencias de 700 MHz. Poco a poco, todo vuelve a su cauce.

La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales reconoce a través de un comunicado «que ha venido analizando las diferentes actuaciones previstas en del Real Decreto de 14 de marzo» y ha decidido introducir ajustes en las actuaciones planificadas. Con motivo de la referida declaración del estado de alarma, el conjunto del país suspendió las actuaciones de cambios directos de canal de frecuencia para que no se viera afectada la recepción del servicio de televisión por los ciudadanos, además de evitar la realización de resintonizaciones en los televisores, «a fin de no ocasionar traslados de personas en visita a los domicilios». Igualmente se mantuvo, en la medida de lo posible, la planificación de actuaciones del proceso de liberación del Segundo Dividendo Digital y las actividades de cada uno de los agentes, y en particular la actividad de las empresas instaladoras. Por ese motivo, el Ejecutivo decidió mantener las emisiones en simulcast que se venían realizando y prolongar el encendido de los centros emisores de simulcast de tres meses, previstos para 1 de abril de 2020.

De la misma forma se «estableció la prohibición de retirar de las cabeceras de las instalaciones colectivas de recepción de TV, los canales radioeléctricos que se abandonaban como consecuencia del proceso 2DD, debiendo quedar ambos en servicio». Asimismo, se comunicó a la Comisión Europea «la necesidad de aplazar la fecha final del 30 de junio de 2020, para completar la liberación del segundo dividendo digital».

Excepto la prolongación del plazo de la migración definitiva de frecuencias -cuya fecha aún está por decidir de forma consensuada con la Unión Europea-, todas las anteriores limitaciones pueden ahora quedar sin efecto para iniciar la vuelta a la normalidad una vez que «la situación sanitaria ha evolucionado favorablemente, y las diferentes áreas geográficas del territorio nacional están avanzando en el proceso de desescalada».

Por todo lo anterior, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales considera que «es posible avanzar también en la normalización del proceso de liberación del Segundo Dividendo Digital, de forma acompasada a la evolución de la situación sanitaria».

Fuente: eE

 

Compartir