Compartir

Agencias

Telefónica España ha anunciado el inicio del encendido de sus redes 5G en toda España, lo que proporcionará a los usuarios mayores velocidades y capacidades de conectividad. Esta mejora de la conexión inalámbrica pretende llegar al 75% de las comunidades autónomas españolas antes de finales de año, según informa la teleco a través de un comunicado. Por el momento no se han desvelado los precios ni condiciones comerciales del servicio, aunque sí que se utilizarán las frecuencias de 3,5 GHz -así como las de 1.800 MHz y 2.100 MHz-, y la combinación de la tecnología de 5G NSA (Non Stand Alone) y DSS (Dynamic Spectrum Sharing), en espera de desplegar inmediatamente la red 5G SA (Stand Alone) cuando se culmine su estandarización.

El despliegue comenzará en Madrid, Barcelona y Valencia, para luego sumarse Santa Cruz de Tenerife, Santiago de Compostela, Tarragona y después Sevilla, Bilbao, Palma de Mallorca, Gerona, Lugo, Zaragoza, Toledo, Ávila, Almería, Santander, Oviedo, Valladolid y Huelva. Poco a poco, se irán añadiendo a la cobertura poblacional del 5G todas las capitales de provincia. Tras el primer paso de Vodafone España, realizado hace más de un año, se incorpora ahora a la misma carrera Telefónica y todo apunta a que no tardará en sumarse Orange España. Por lo pronto, la teleco que preside José María Álvarez-Pallete ya ha precisado que la puesta en marcha de la red de 5G «es un salto de nivel hacia la hiperconectividad que cambiará el futuro de España».

El encendido de la red de 5G de Telefónica se produce después de que el pasado mes de julio Álvarez-Pallete reafirmara el compromiso de Telefónica para impulsar la digitalización completa de nuestro país. «Es un 5G para todos, sin excepciones. En todas las comunidades autónomas. Con este impulso, Telefónica acelera la digitalización de las Pymes, de las Administraciones públicas y de los ciudadanos. Como la fibra y como tantas otras grandes cosas, el 5G es Telefónica», ha precisado el primer ejecutivo de la compañía.

En el mismo comunicado, Álvarez-Pallete también explica que la red de su compañía «siempre ha sido un activo diferencial. Por ella transcurre la vida de las personas y ha demostrado una fortaleza inigualable cuando más se la ha necesitado», tras recordar que «España ya lidera las infraestructuras digitales de Europa con la red más extensa de fibra óptica».

Todo apunta a que Orange España no tardará en subirse al mismo tren en que la viaja Vodafone y ahora Movistar

Sin detallar los importes, Telefónica anticipa que lanzará una oferta tanto para clientes particulares como para empresas. «Llegan enormes beneficios para España. El 5G no es sólo una nueva generación de telefonía móvil, es una revolución por sus aplicaciones prácticas para todos los sectores y porque permite ampliar la cobertura de ultra banda ancha en las zonas rurales y en la España vaciada», ha subrayado Álvarez-Pallete. Todo lo anterior está en línea con el objetivo de aprovechar «una oportunidad de oro para que España lidere la Cuarta Revolución Industrial y aproveche la mano tendida de Europa en el proceso de Reconstrucción».

Entre otras prestaciones, la nueva generación de telefonía móvil permite la «conectividad ultrarrápida y con unas capacidades diferenciales en términos de ancho de banda, tanto de subida como de bajada, muy baja latencia y capacidad para conectar a millones de dispositivos. La gran transformación del 5G es que hará posible un mundo en el que la mayor parte de nuestros objetos de uso cotidiano serán elementos conectados entre sí y con nosotros, con un mayor ancho de banda y una velocidad de milisegundos».

Según el primer ejecutivo de Telefónica, «con el 5G todo sucede en un milisegundo. Un milisegundo es lo que hace posible una cirugía remota, el coche autónomo, la gestión inteligente de los recursos energéticos y de las ciudades, o el entretenimiento más avanzado. Un milisegundo es mucho más que un nuevo tiempo de respuesta. Es la respuesta de Telefónica a los nuevos tiempos. Es el compromiso de Telefónica con el futuro del país», ha recalcado.

En espera de los 700 MHz

Para la primera fase del despliegue, y en espera de la subasta del espectro de 700 MHz, la telco utilizará las bandas de 3.5 GHz, única banda 5G ya licenciada a los operadores y las bandas medias (1800 2100 MHz), donde actualmente está el 4G aprovechando la posibilidad de usar equipo NR (New Radio) que puede funcionar en ambas tecnologías, 4G y 5G a la vez. Además, según apunta Telefónica, «los nuevos despliegues irán acompañados de un paulatino apagado de las antiguas redes de segunda y tercera generación». De hecho, la totalidad de la red de cobre habrá sido sustituida por fibra en antes de 2025, cuando también finalizará el apagado de la red 3G, según las estimaciones de Telefónica. Todo lo anterior «permitirá una gestión más eficiente de las inversiones, ya que no será necesario incrementarlas para abordar los nuevos despliegues», apunta el grupo de telecomunicaciones.

Principales ventajas

Los clientes particulares pueden esperar del 5G una mayor velocidad y menor latencia en los dispositivos compatibles, lo que permitirá la descarga de una película en segundos. Además, «el 5G supondrá la posibilidad, entre otras, de disfrutar de retransmisiones deportivas en directo en las que el usuario tendrá una experiencia 360º y podrá visionar cualquier ángulo del partido como si estuviera en la cancha». Asimismo, «aquellos que sean aficionados al gaming contarán una experiencia en movilidad similar a la que les aporta la fibra en el hogar, o sea, sin interrupciones o latencia, mientras que los aficionados a los videojuegos podrán utilizar «el teléfono móvil, como si se estuviese en la pantalla del ordenador de casa o en una video consola».

Para las empresas, y según destaca Telefónica, sobresalen «los servicios de Multiaccess Edge Computing, que ofrecen servicios de ultra baja latencia y una mayor capacidad de cómputo «al borde de la red», además de servicios como las redes privadas 5G, el IoT masivo y las comunicaciones críticas además de la virtualización de la red, que facilita utilizar los recursos de redes de forma más eficaz en función de las necesidades de los clientes».

Fuente: eE

Compartir