Compartir

Agencias

Bolivia estrena este viernes su propia fibra óptica de conexión a internet, que permitirá reducir los costos de este servicio, que lo situaban entre los más caros de Suramérica, y para potenciar la educación a distancia.

El tendido de esa conexión abarca unos 20.430 kilómetros y articula a las nueve capitales departamentales del país más algunas ciudades intermedias, en las que reside gran parte de la población de unos 11,5 millones de habitantes, según datos de la estatal Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL).

El proyecto prevé también una segunda fase de conectividad «en implementación», para que unos 141 municipios más pequeños se sumen al tendido de fibra óptica, según datos de ENTEL.

La conexión boliviana de la red de fibra óptica está hecha a través de Perú, con acceso por la población fronteriza de Desaguadero y que se amplía hasta la portuaria ciudad peruana de Ilo, en toda una metáfora de la soberanía digital que se compara con la demanda boliviana de acceso al mar.

«El precio de navegación en Bolivia es el más elevado en comparación con los otros países de la región», pues de acuerdo a la empresa boliviana es de unos 5,09 dólares por gigabyte de consumo, cuando los costos en Chile o Brasil están alrededor del dólar y en Argentina o Uruguay no supera los 2 dólares.

A pesar de que hay un 83 por ciento de usuarios con conexión de internet en teléfonos celulares, casi la mitad lo hace a través de redes 2G y la penetración de banda ancha únicamente llega al 21 por ciento del país.

La apuesta más importante con la conexión por banda ancha es el desarrollo de una plataforma virtual de educación, que permita un «equilibrio de la brecha educativa», principalmente en regiones rurales donde los problemas de conexión repercutieron en el proceso educativo de este año.

«Al fin se inaugura el proyecto del gobierno del MAS ‘Fibra Óptica Soberana al Pacífico’, con inversión de $us 66 millones para abaratar el costo de telecomunicaciones, telefonía móvil e internet», escribió en Twitter el expresidente boliviano Evo Morales, que reclamó como propio este proyecto frente a la gestión actual del Gobierno interino de Bolivia.

Morales en otro tuit mencionó que «el costo de los servicios de ENTEL bajará sustancialmente por lo que todos los estudiantes de #Bolivia tendrán internet gratuito».

Justamente el acceso a internet fue una de las principales demandas de los maestros rurales bolivianos en plena pandemia por la COVID-19 ante el Gobierno interino del país, que a inicios de agosto decidió clausurar el año escolar arguyendo la protección de la salud y la tensión con los maestros que reclamaban clases presenciales.

Fuente: EFe

Compartir