Compartir

Agencias

Pese a que perdió 84 millones en los nueve primeros meses por las amortizaciones y los costes financieros asociados a las adquisiciones, la compañía tiene liquidez para hacerse con el goloso negocio de telecomunicaciones del gigante asiático.

Cellnex acaba de publicar los resultados correspondientes al tercer trimestre y el acumulado de los nueve primeros meses de 2020. Según los datos facilitados por la compañía, en lo que llevamos de año ha ingresado 1.149 millones y su ebitda ha sido de 838 millones.

El resultado neto fue negativo en-84 millones de euros, por el efecto de las mayores amortizaciones (+100% vs 3Q 2019) y costes financieros (+37% vs 3Q 2019) asociados al intenso proceso de adquisiciones durante 2019 y 2020, y la consiguiente ampliación del perímetro. “Esto es coherente con la fase de fuerte crecimiento que vive la compañía, y por ello –tal y como se avanzó en la presentación de resultados del ejercicio 2019-, hay que esperar que el grupo siga reflejando un resultado contable negativo en los próximos trimestres”.

Hasta octubre Cellnex ha cerrado o anunciado operaciones de crecimiento en Portugal, Francia, Reino Unido y Polonia con una inversión asociada de 6.900 millones de euros. Tras la ampliación de capital por 4.000 millones de euros del pasado mes de agosto, la multinacional analiza proyectos con un volumen de inversión que podría alcanzar hasta los 11.000 millones de euros

La deuda neta del Grupo a 30 de septiembre alcanzaba los 3.776 millones de euros frente a los 3.938 millones a cierre de 2019. Cellnex contaba –a cierre de período– con acceso a liquidez inmediata (tesorería y deuda no dispuesta) por un importe de 7.200 millones de euros aproximadamente.

Em agosto Cellnex culminó con éxito la ampliación de capital por valor de 4.000 millones de euros, a la que acudieron la práctica totalidad de los titulares de derechos de suscripción preferente. La demanda de los inversores superó en más de 46 veces la oferta de nuevas acciones. Además, en octubre la compañía ha llevado a cabo una emisión de un bono a 10 años por un importe global de 1.000 millones de euros, con un cupón de 1,75%.

Líneas de negocio. Principales indicadores del período
Los servicios de infraestructuras para operadores de telecomunicaciones móviles aportaron a los ingresos totales el 78%, con 898 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 77% respecto a septiembre de 2019.

La actividad de infraestructuras de radiodifusión aportó un 15% de los ingresos con 172 millones de euros.

El negocio centrado en las redes de seguridad y emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas (IoT y Smart cities) aportó un 7% de los ingresos, con 78 millones de euros.

A 30 de septiembre, el 65% de los ingresos y un 73% del ebitda se generan fuera del mercado español. Italia es el segundo mercado más importante con un 22% de los ingresos del grupo.

Al cierre de los nueve primeros meses, Cellnex contaba con un total de 50.185 emplazamientos operativos (10.313 en España, 10.356 en Italia, 9.687 en Francia, 924 en Holanda, 7.996 en Reino Unido, 5.277 en Suiza, 621 en Irlanda y 5.011 en Portugal), a los que se suman 2.707 nodos (DAS y Small Cells).

En cuanto a DAS y small cells cabe destacar que el número de emplazamientos ha crecido orgánicamente cerca de un 20% respecto del mismo período de 2019.

El crecimiento orgánico de los puntos de presencia en los emplazamientos a perímetro constante se situó en un +5% en relación al mismo periodo de 2019, mientras que la ratio de clientes por emplazamiento (excluyendo los cambios en el perímetro) creció un +3%.

Tras el anuncio del acuerdo con Iliad para la adquisición de la red de emplazamientos de Play en Polonia, el backlog –ventas futuras contratadas del grupo-, alcanza los 53.000 millones de euros.

Posible compra de las torres europeas de Hutchinson

La compañía tiene liquidez para embarcarse en una de las operaciones más ambiciosas del sector: la compra de las torres europeas del gigante asiático Hutchinson. De hecho, ha confirmado que “se encuentra en conversaciones avanzadas con el fin de explorar escenarios de colaboración estratégica entre ambas, incluida la potencial adquisición de determinados activos de infraestructura y la ejecución de contratos de servicios”. A lo que ha añadido: “Los posibles términos y condiciones, incluidos los términos económicos y la estructura de la transacción contemplada, se están negociando actualmente y, por lo tanto, hasta el momento no se ha llegado a ningún acuerdo vinculante”.

No obstante, según diversas fuentes el importe de la transacción ha sido estimado en aproximadamente 9.000 millones de euros.

Fuente: R&TT

Compartir