Compartir

Agencias

Alcanzar la conectividad universal, ofrecer tarifas asequibles en planes de Internet y garantizar un servicio de calidad son varios de los retos que se han sugerido este martes para la región Latinoamericana, en el segundo día de la VII Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información.

Impulsada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), y con el Gobierno de Ecuador como anfitrión, autoridades y especialistas discutieron para «democratizar» la tecnología y, de esta manera, conectar al mundo a todos los habitantes de la región y darles accedo a las oportunidades que ofrece el espacio digital.

«La conectividad democratiza la sociedad, la no conectividad es una nueva forma de pobreza: la pobreza digital. Debemos democratizar la tecnología para que más personas accedan a las oportunidades que brinda el internet», señaló en su intervención Pamela Gidi, subsecretaria de Telecomunicaciones de Chile.

Para ello será necesario reducir la brecha digital, garantizar conectividad al 99% de la población continental, ofrecer un servicio de calidad y asequible, e impulsar la creación de contenido digital-local relevante, según las propuestas que resonaron hoy en la conferencia.

Emiliano Calderón, coordinador de Estrategia Digital Nacional de México, mencionó que es obligación de los Gobiernos proporcionar acceso y cobertura a personas que viven en lugares rurales.

Y puso el ejemplo de México, que ha colocado puntos de acceso a internet gratuito en localidades rurales del país para garantizar la conectividad.

Por su parte, Yacine Khelladi, coordinador de América Latina y el Caribe de la World Wide Web Foundation, defendió que la región debe crear estrategias que garanticen una conectividad asequible para que la población sea parte del nuevo «mundo digital».

Porque la brecha digital amplifica la brecha social y «más aún en tiempos de pandemia», dijo, pues la gente que está «desconectada es más pobre».

«Tenemos otro reto que es brindar un servicio de calidad, veloz, porque internet ya no sólo lo usamos para informarnos y entretenernos, sino para educarnos y producir», destacó a su vez Ángel Melguizo, presidente del directorio de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones.

Según datos que ofreció durante su ponencia, tres de cada diez latinoamericanos no han tenido conexión a internet durante la pandemia del coronavirus, por lo que se han visto forzados a migrar a zonas urbanas.

Además señaló que los latinoamericanos que vienen de hogares de bajos recursos tienen un 40 por ciento menos de posibilidad de acceder a Internet en relación a otra persona de un hogar de ingreso alto.

Otro ejemplo elevado esta jornada es el de Ecuador, que se vio ante la necesidad de ofrecer materiales educativos a los hogares de los chicos que no podían ir a la escuela, a través de radio y televisión para aquellos que no disponían de internet, una iniciativa a la que sumó a la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones.

Además, el pasado septiembre, el ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, anunció la creación de 2.000 puntos de internet gratuitos en parroquias donde no existía conectividad, y pidió a las empresas que distribuyen internet rural ofertas de paquetes asequibles para la población.

Fuente: EFe

Compartir