Compartir

Agencias

Tras la controversia que generaron los cambios de términos y condiciones de WhatsApp, las personas han buscado otras alternativas que cuiden mejor su privacidad.

Tras la polémica que suscitó WhatsApp, al anunciar cambios en sus términos y condiciones que advertían sobre recolección de información, miles de personas han decidido cambiar de aplicación de mensajería instantánea e incluso esta situación generó un intempestivo aumento en las descargas de otras redes sociales, como Telegram y Signal.

Estas dos aplicaciones obtuvieron un importante interés por parte de los usuarios, debido a la poca o nula cantidad de información que retienen, lo cual representa un valor de cambio para la gente que cada vez se ha ido preocupando más por la información a la cual las tecnológicas tienen acceso.

De acuerdo con datos de Sensor Tower, durante la primera semana del 2021, WhatsApp tuvo una caída del 11% en su número de descargas, mientras que Signal tuvo 7.5 millones de descargas, lo cual representó un incremento de 43 veces en relación a la semana anterior.

El caso más relevante en cuanto a condiciones de privacidad es Signal, una aplicación cuya única información personal que almacena es el número de teléfono, pero no hace ningún intento de obtener más datos del usuario. Además, los mensajes están cifrados extremo a extremo, es decir, se encuentran “blindados” mientras navegan hasta el destinatario, por lo que no hay riesgo de una intromisión.

(Foto: Jovani Pérez Silva/Infobae México)

Otro elemento destacado es que cuenta con un sistema de código abierto, por lo que cualquier persona puede acceder al código de la aplicación y así corroborar que se trata de una plataforma segura. Este aspecto es tan relevante que incluso personajes como Elon Musk o Edward Snowden la han recomendado.

Sin embargo, es importante resaltar que podría haber un problema respecto a esta aplicación y es que si bien es transparente y auditable, no será descargada en un nivel similar al de WhatsApp, lo que complicaría la comunicación entre personas.

Telegram, por su parte, es la eterna alternativa a WhatsApp, aunque cabe mencionar que en este caso, la cantidad de datos que se vinculan a la cuenta del usuario son un poco más que Signal, pues además del número telefónico, también recopila asuntos como el ID del usuario, sus contactos y el nombre de su cuenta.

Especialistas en ciberseguridad han mencionado que en los chats secretos, esta aplicación puede tener un mayor grado de seguridad, pero cuando se trata de conversaciones comunes, usa un cifrado propio, el cual no supera al de WhatsApp. Por lo tanto, no sería una alternativa completamente fiable en caso de compartir información sensible.

WhatsApp es la aplicación que ocuparía el siguiente puesto en el peldaño de la ciberseguridad, además de que marca una importante diferencia en los datos que recaba del usuario, los cuales no son pocos y pueden representar un riesgo para aquellas personas preocupadas por su entorno digital.

Entre la información a la que puede acceder, además de los mismos que las apps anteriores se encuentran datos de publicidad, historial de compras, ubicación aproximada, correo electrónico, información del producto y de pago, informes de fallos y rendimiento, así como otros contenidos del usuario.

Sin embargo, la aplicación más relevante en cuanto a intromisión de datos es Facebook, pues además de la información que se mencionó en las anteriores aplicaciones, también puede tener acceso a asuntos como fotos, videos, historiales de búsqueda, historiales de navegación, informes de fallos e incluso información sensible, entre otros asuntos.

Cabe mencionar que los expertos en el tema han alertado que si un usuario deja de usar WhatsApp a causa de las nuevas condiciones, pero conserva Facebook o Instagram, la primera acción no habría representado un avance en términos de su seguridad informática, pues las tres apps son parte de una misma empresas y esta seguiría teniendo un registro de la persona.

Fuente: Infobae

Compartir