Compartir

Agencias

Los analistas estaban esperando cifras alentadoras pero aún así fueron sorprendidos. La estadounidense Roku reportó ganancias por arriba de lo esperado en el trimestre de vacaciones con un total de cuentas activas que aumentaron 14.3 millones en el año 2020, elevando la cifra total a 51.2 millones. El grupo basado en San José, California, expuso un incremento de los ingresos netos de alrededor del 60%, llevando el total a US$ 649,9 millones, muy por encima de las expectativas del mercado, de US$ 617,25 millones. La ganancia ajustada fue de US$ 0.49 por acción, superando las estimaciones de Wall Street, centradas en US$ 0.05 por acción.

La firma californiana es una a las que la pandemia, lejos de perjudicar, terminó catapultándola a niveles sin precedentes. Según los analistas, el impulso agresivo de Roku de incorporar lanzamientos originales en su propia aplicación, Roku Channel, y los aumentos de suscriptores a las plataformas de streaming que aloja, entre ellas Netflix, Prime Video y Disney+, no solo apoyaron las ventas de sus dispositivos, sino también han disparado sus ingresos publicitarios.

Pese al positivo anuncio de este jueves, las acciones de la compañía, que durante 2020 subieron alrededor de 150%, cayeron en las primeras horas del día alrededor de un 1% a US$ 452,99 pero luego, en el transcurso de la jornada, se recuperaron casi 3%.

Roku pronostica tener ingresos de entre US$ 478 millones y US$ 493 millones durante el primer trimestre de 2021, y un monto neto trimestral menor entre US$ 23 millones y US$ 16 millones. Esa proyección es música para quienes confían en las bondades de estas acciones pues supera con amplitud las expectativas del mercado que sitúa los ingresos en US$ 462 millones.

Números sin techo

Las ventas de sus dispositivos, que conectan televisores a servicios de streaming, aumentaron 18% a US$ 178,7 millones en el cuarto trimestre. La tasa de crecimiento de 18% resultó menor que en igual período del año anterior, un dato que la compañía justificó como una consecuencia del Covid-19, especialmente en las ventas de Navidad. Este segmento de negocios no es visto como una fuente de ingresos principal por la compañía. Más bien es estratégico: sus bajísimos márgenes de ganancias no preocupan; importa que se vendan sus dispositivos pues al multiplicarlos en los hogares se impulsan todas las cifras de los otros segmentos de negocios del grupo.

Las horas de streaming aumentaron a máximos históricos para un cuarto del año: 17.000 millones (55%+) durante el cuarto trimestre cuando la compañía agregó los servicios Peacock, en septiembre pasado, y HBO Max, en diciembre, a su oferta. Durante el año, las horas de streaming en Roku alcanzaron un récord de 58.700 millones 55%+).

Las cuentas conseguidas en 2020. El grupo dedicado a fabricar dispositivos de TV conectada en los que opera una propia plataforma de streaming video cerró 2020 con 51.2 millones de cuentas activas, 39% más que en el balance anterior. Sus usuarios transmitieron 17.000 millones de horas durante los últimos tres meses del año, que en el comparativo año tras año representa un aumento del 55%.

El principal generador de ingresos ha sido su negocio de plataformas (suscripción / transaccional y publicidad), que vieron un incremento de los ingresos de 81% durante el trimestre, alcanzando los US$ 417,2 millones.

Hasta ahora, reconocieron sus ejecutivos este jueves al divulgar las cifras del cuarto trimestre, los negocios de Roku tienen como principal motor a EEUU, pero que cada vez es más fuerte la tracción internacional, principalmente de Brasil, Reino Unido, México, Canadá e Irlanda. El plan, en consecuencia, es aprovechar esta tracción para extenderse a más países.

Fuente: The Daily Television

Compartir