Compartir

Organismos internacionales

Una de las grandes lecciones de las discusiones globales durante el año pasado, y desde el inicio de COVID-19, es que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se han convertido en el hilo unificador que atraviesa todos los aspectos de nuestras sociedades y economías.

Más que nunca, la tecnología se está abriendo camino a la cima de las agendas políticas de los gobiernos.

Solo hay que observar el creciente número de países que nombran embajadores tecnológicos nacionales.

Estos cambios subrayan cuán diferente será la década actual de la anterior, no solo porque el ciberespacio ha encontrado una audiencia mucho más amplia en la era de COVID-19, sino también porque las tecnologías y las redes sociales se están moviendo rápidamente, amplificando las preocupaciones de privacidad y seguridad. Las autoridades locales se enfrentan a desafíos y presiones del público empoderado y de los poderosos empresarios. Hacer que los mercados funcionen para todos los socios se ha vuelto más difícil, especialmente a nivel nacional.

Un paisaje cambiante

Los avances en la tecnología digital y el panorama de las políticas se han trasladado al ámbito internacional. Las personas que asisten a las reuniones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) ya no son sólo expertos técnicos de los ministerios de TIC, como era el caso hace más de una década. En los últimos años, el organismo internacional ha dado la bienvenida a personas comprometidas con la política exterior digital y de otros ministerios, como finanzas, educación, salud.

Los responsables de la formulación de políticas y los reguladores deben reconocer que las tendencias tecnológicas que estamos presenciando afectarán a los países en desarrollo y menos adelantados de manera diferente a los países desarrollados.
Mientras tanto, las preocupaciones por la seguridad cibernética están alcanzando niveles sin precedentes. Más que nunca, la UIT sigue comprometida con el fomento de la confianza y la seguridad en el uso de las TIC, de conformidad con la Línea de acción C5 de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI).

Una llamada a los diplomáticos

Los diplomáticos tienen un papel fundamental que desempeñar. Los invito a repensar el posicionamiento del despliegue de banda ancha a nivel mundial. La banda ancha es tan crítica como la salud, el agua potable, la electricidad y otras infraestructuras.

Los países deben colaborar en estos temas para desarrollar estrategias globales de TIC que estimulen más innovación e inversión en TIC, y especialmente inversiones en infraestructura. Esto también requiere que los ministros responsables de diferentes sectores de la economía se reúnan bajo un enfoque de gobierno integral.

Conectar a los desconectados es solo una parte del desafío al que nos enfrentamos. También necesitamos actualizar los servicios de TIC con nuevas tecnologías, como 5G, computación en la nube, inteligencia artificial (IA) y muchas más. La UIT pide a los diplomáticos que ayuden a llevar estas tecnologías emergentes a todos. No debería haber diferencia entre países en desarrollo, países menos adelantados y países desarrollados.

Nuevos desafíos

Esta nueva década de la política exterior digital también coincide con la década de acción para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Con el mismo espíritu, no debemos dejar a nadie desconectado. Sin embargo, en este momento, casi la mitad del mundo aún no está conectado. El desafío que tenemos ante nosotros es conectar a esos 3.700 millones que están desconectados, la mayoría de los cuales se encuentran en zonas rurales.

También debemos dirigirnos a aquellos que no pueden pagar, no saben cómo usar o no confían en la tecnología.

Las TIC nos presentan oportunidades inimaginables hace apenas unos años, pero también nuevos desafíos para la cooperación internacional. Espero que podamos aprovechar este momento para aumentar la colaboración internacional, fomentar la inversión en infraestructura de TIC y construir el futuro digital del mañana sobre una base sólida de confianza, para todos, en todas partes.

Espero fortalecer nuestra cooperación con las autoridades suizas, la DiploFoundation y todas las demás partes interesadas en este tema crucial en las próximas semanas y meses. Espero que todos podamos trabajar juntos, aquí en Ginebra y más allá, para desarrollar políticas exteriores digitales eficaces. Esas políticas son esenciales para lograr la conectividad universal con servicios asequibles para fines de la década.

Este artículo está basado las palabras de apertura de Houlin Zhao, Secretario General de la UIT en el evento DiploFoundation 2021: El surgimiento de la política exterior digital, pronunciado junto con el Consejero Federal de Suiza, el Sr. Ignazio Cassis.

Fuente: UIT

Compartir