Compartir

Agencias

La operadora brasileña Oi sigue desprendiéndose de activos en el marco de una reestructuración con la que quiere superar sus problemas financieros. Así, ha cerrado un acuerdo sobre centros de datos con el grupo financiero Piemonte Holding por un valor de 367 millones de reales brasileños (unos 55 millones de euros).

Piemonte Holding, con sede en Brasil, explica en una declaración que ha adquirido cinco centros de datos de Oi. El grupo ha abonado 250 millones de reales (unos 37 millones de euros) en efectivo y el resto se pagará a plazos.

Es la primera de varias ventas que Oi tiene previstas para los próximos años.

Los centros de datos de Oi se incorporarán a la división Titan Elea Digital de Piemonte Holding. Como resultado, la cuota de dicha empresa en el mercado de colocación brasileño se situará en torno al 10%.

Alessandro Lombardi, consejero delegado de Piemonte Holding, ha caracterizado la reorganización de Oi como una “inyección de optimismo para Brasil”.

Oi afirma en su propia declaración que la venta forma parte de un plan de transformación que ha concebido para reposicionarse como “principal proveedor de infraestructuras de telecomunicaciones” de Brasil.

La firma se acogió al concurso de acreedores en junio de 2016, con una deuda de 65.400 millones de reales (casi 9.800 millones de euros).

En el marco de su reestructuración, recientemente acordó la venta de sus operaciones de telefonía móvil a las firmas rivales Telefónica, Telecom Italia y Claro.

Fuente: MWL

Compartir