Compartir

Agencias

Después de dos meses y medio de idas y vueltas con las empresas, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) planteó que los aumentos de precios en la telefonía celular, telefonía fija, internet y TV paga se realicen de ahora en más cada cuatro meses, con una fórmula de ajuste aún no definida, pero que contemplaría la variación de los salarios y de la inflación.

De esta forma, los aumentos generales de estos servicios seguirían la lógica de los incrementos de la Prestación Básica Universal (PBU), que se actualiza cuatrimestralmente, y no quedarían librados a una negociación constante.

“La idea que llevamos a la Jefatura de Gabinete es hacerlo cada cuatro meses, y la fórmula aún no la tenemos porque es difícil conciliar, pero no sería solo salarios sino salarios más inflación”, adelantó el titular del Enacom, Claudio Ambrosini, en diálogo con el diario LA NACION. Dijo también que lo primero es la periodicidad de los aumentos y después fijar una fórmula para que no haya más discusión, porque si no “es como tener una paritaria todos los días”.

El Enacom autorizó dos aumentos para la telefonía celular del 7,5% y del 2,5% correspondientes a febrero y marzo; pero para aplicarlos las empresas debían reintegrar los importes cobrados de más en enero

“Hay que darle previsibilidad al mercado. Yo te doy esto, cada cuatro meses, con esta fórmula y ahí ellos se dan vuelta y le pueden dar previsibilidad a los accionistas. Con eso saben cuál es su capacidad de inversión, en base al repago de la factura, y lo que se establecería es un precio máximo, con lo cual de ahí para abajo pueden competir si alguno quiere salir con un precio más agresivo”, agregó Ambrosini.

En diciembre pasado, el Gobierno anunció que solo iba a autorizar un 5% de aumento a las empresas que ofrecen telefonía móvil y fija, internet y TV por cable después de que esos servicios estuvieran varios meses con los precios congelados. Pero las grandes compañías emitieron sus facturas con aumentos del 12,5% al 20%, amparándose en que el DNU 690/2020 -que estableció la potestad del Enacom para fijar precios- se está discutiendo en la Justicia.

En tanto, en febrero de este año, el Ente autorizó dos aumentos más para la telefonía celular del 7,5% y del 2,5% correspondientes a febrero y marzo, pero a cambio de que las firmas reintegraran los importes cobrados de más. Claro y Movistar lo hicieron, pero fuentes de Telecom afirmaron que iban a continuar aplicando el aumento del 20% porque estaban amparados por la medida cautelar que dictó el juzgado federal N°1 de Córdoba contra el DNU.

Telecom planteó a su vez una medida cautelar contra el decreto, que fue rechazada, pero apelaron la decisión y ahora está a instancias de la Cámara.

Sobre este punto, Ambrosini dijo que están trabajando “contra el grupo Telecom para que devuelvan lo que facturaron de más porque el decreto 690 fue refrendado por el Congreso, con lo cual es una ley”. Además de presentar el memorial ante la Cámara, preparan sanciones administrativas, pero no descartan el diálogo.

“Yo no me puedo desligar del tema del diálogo porque hay 20 millones de personas que tienen teléfono y yo las tengo que defender. Independientemente de que me pelee, haya sanciones administrativas o vaya a la Justicia, nosotros nos debemos a esas personas. Voy por lo administrativo-judicial, pero los clientes tienen que seguir hablando por teléfono y hay que mirar al futuro”, concluyó Ambrosini.

Fuente: La Nación

Compartir