Compartir

Agencias

Qualcomm ha llevado a cabo una prueba de llamadas de datos que combina espectro en ondas milimétricas (mmWave) y sub-6GHz en una red 5G autónoma, y parece dispuesta a promover sobre dicha base las ambiciones de las operadoras estadounidenses en tecnología 5G.

Las pruebas se han llevado a cabo utilizando el módulo de antena y el módem Snapdragon X65 5G de Qualcomm en un formato de smartphone. Según la firma, se ha demostrado la capacidad del módem para “agregar bandas bajas, medias y altas en las principales combinaciones de ámbito global”.

Qualcomm considera que la agregación de espectro –por ejemplo, la combinación de frecuencias mmWave y sub-6 GHz– es fundamental para obtener velocidades de varios gigabits y capacidades masivas que pueden usarse en dispositivos 5G, incluso en lugares y vías de tránsito abarrotados.

Durga Malladi, vicepresidenta sénior y directora general de Qualcomm Technologies, ha explicado que dichas llamadas permitirán que consumidores y empresas de todo el mundo “aprovechen al máximo las redes y los dispositivos 5G, sobre todo en lugares que suelen estar congestionados y requieren un gran ancho de banda”.

La firma se autoproclama líder en 5G sobre mmWave. Aunque esta banda del espectro está ganando presencia en todo el mundo, hasta la fecha se utiliza sobre todo en Estados Unidos.

T-Mobile US desplegó mmWave en junio de 2019, y hace poco anunció planes para introducirlo en redes privadas e interiores de edificios. Su rival Verizon empezó a usar dicho espectro en 2018, y ese mismo año AT&T se adjudicó una primicia mundial con una llamada de prueba en la que utilizó mmWave en colaboración con Qualcomm.

Fuente: MWL

Compartir