Compartir

Agencias

El padrón, aprobado recientemente en el Congreso, deberá contener una serie de datos privados de los usuarios, incluida la huella dactilar, el CURP y otros; jueces federales ya otorgaron las primeras suspensiones.

La senadora Indira Rosales, del opositor PAN (Partido Acción Nacional) anunció este lunes que, para apoyar a la ciudadanía a proteger su integridad y su información personal, brindará apoyo a través de redes sociales para quienes estén interesados en ampararse contra el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil que entró en vigor la semana pasada, el cual solicita de forma obligatoria datos biométricos y privados para poder usar una línea telefónica.

“Es una violación flagrante a los derechos humanos de todas las personas que, además, pone en riesgo la integridad de los ciudadanos al solicitarse su información más sensible, misma que podría ser utilizada con fines ilícitos”, aseveró la legisladora.

Es inaceptable que se vulnere así la privacidad y la seguridad de las personas. Por ello queremos apoyarles a defenderse de este abuso

En este sentido, dijo, los interesados deberán enviar un mensaje a la cuenta de Facebook oficial de la senadora Indira Rosales San Román, donde se les brindarán las indicaciones necesarias para realizar los procedimientos correspondientes al amparo en cuestión.

“Es necesario que se pongan en contacto con nosotros a través de mi página de Facebook para poder brindarles la información necesaria para llevar a cabo este procedimiento. La ciudadanía debe saber que cuentan con nosotros en estos momentos y que no permitiremos esta injusticia”, finalizó la senadora veracruzana.

El objetivo primordial de la reforma para crear el padrón de usuarios de celulares, de acuerdo con el documento avalado y consultado por Infobae México, es frenar los delitos de extorsión y secuestros que, en muchos casos, se cometen desde los centros penitenciarios, a través de teléfonos celulares que ingresan de forma clandestina a las prisiones.

El padrón contendrá 10 datos diferentes: el número de línea telefónica móvil; la fecha y hora de la activación de la línea telefónica móvil adquirida con la tarjeta SIM; el nombre completo, o en su caso, denominación o razón social del usuario; su nacionalidad; su número de identificación oficial con fotografía y Clave Única de Registro de Población (CURP) del titular de la línea.

Además, contendrá los datos biométricos del usuario, o en su caso, del representante legal de la persona moral; el domicilio del usuario; los datos del concesionario de telecomunicaciones, o en su caso, de los autorizados; y el esquema de contratación de la línea telefónica móvil, ya sea postpago o prepago.

La propuesta fue duramente criticada por inmiscuirse con datos personales y privados de los usuarios, algo que, apuntaron los expertos, fracasó contundentemente en el pasado. En términos generales, el Padrón es una nueva versión del Registro Nacional de Usuarios de Telecomunicaciones (RENAUT), un programa fallido creado en 2008 durante el gobierno del presidente Felipe Calderón”, recordó R3D (Red en Defensa de los Derechos Digitales).

En redes sociales, otros legisladores también han publicado un formato básico de amparo, como la senadora panista Xóchitl Gálvez. Hasta esta semana, jueces federales han otorgado casi 30 suspensiones provisionales contra el padrón, y han rechazado más de 50 amparos.

A pesar de que el padrón de usuarios de celulares entró en vigor la semana pasada, el IFT (Instituto Federal de Telecomunicaciones) debe primero emitir la regulación y cómo funcionará el padrón y recién después las telefónicas comenzarán a solicitar los datos. Sin embargo, el órgano autónomo podría enfrentar problemas de dinero para organizar el inicio del padrón.

Fuente: Infobae

Compartir