Compartir

Agencias

No se admitirán en el vehículo suborbital a personas con claustrofobia o que midan más de 1,93 metros, entre otras restricciones.

Ser capaz de abonar el ‘pasaje’ no es el único requisito para participar en el primer vuelo suborbital de la empresa Blue Origin, explica el sitio web Space.com, que recomienda leer bien las condiciones de admisión de candidatos.

La compañía del magnate Jeff Bezos tiene previsto lanzar su vehículo suborbital New Shepard, con capacidad para seis personas, el próximo mes de julio, coincidiendo con el 52.º aniversario del histórico alunizaje de la nave espacial Apolo 11. Este cohete ya ha realizado 15 vuelos hasta la fecha, pero la nueva misión transportará personas por primera vez, mientras que la plaza número 1 está reservada para el ganador de una subasta.

El anuncio de la ,misma, que enumera los términos y condiciones para los candidatos, fue publicado el pasado 5 de mayo con motivo de otra efeméride: los 60 años transcurridos del primer vuelo tripulado estadounidense al espacio, que elevó a una altura suborbital al astronauta Alan Shepard, que da nombre cohete de Blue Origin.

Cada potencial tripulante deberá ser mayor de edad, medir entre 152,4 y 193 centímetros de estatura y pesar entre 50 y 101 kilos, según los requerimientos de la operadora del vuelo. Además, los candidatos deberán subir a la torre de lanzamiento (unos 7 tramos de escalera) en menos de 90 segundos y ser capaces de caminar rápido sobre superficies irregulares.

Otras cláusulas establecen el requisito de poder ponerse un mono con cremallera, abrocharse y desabrochar un arnés del asiento en menos de 15 segundos, así como estar sentado en posición reclinada entre 40 y 90 minutos sin poder ausentarse ni ir a los servicios. Ciertos protocolos buscan garantizar que los tripulantes estén preparados para soportar la sobrecarga que se experimenta durante el despegue y el aterrizaje, así como evitar la admisión de personas con claustrofobia.

Los requisitos para volar a bordo del New Shepard no se limitan a los ciudadanos de EE.UU. o de países angloparlantes, aunque los aspirantes deben demostrar un cierto dominio del idioma o al menos «escuchar y comprender las instrucciones en inglés», así como «ver y responder a las luces de alerta», algo que también presupone tener la vista y el oído en buenas condiciones. Los extranjeros deberán presentar el pasaporte con el visado estadounidense válido para toda la estancia en el país relacionada con la «experiencia de astronauta», incluido un período de capacitación.

Otro elemento clave a considerar es el pago. El ganador de la subasta dispondrá de un máximo de 10 días para abonar el monto, desde que Blue Origin le pase la factura, a lo que se añadirá una prima del 6%. El potencial viajero será, asimismo, responsable de cualquier tarifa de transferencia o procesamiento que le genere este pago. Cuando el ganador firme el consentimiento, toda la suma no será reembolsable, advierte la empresa operadora.

Fuente: RT

Compartir