Compartir

Agencias

Amazon dijo el martes que seguirá prohibiendo a la policía utilizar sus herramientas de reconocimiento facial, en medio de la persistente preocupación por la parcialidad de la tecnología.

El pasado mes de junio, el gigante tecnológico anunció que iba a aplicar una moratoria de un año en el uso policial de su tecnología, alegando que la pausa podría dar tiempo al Congreso para promulgar salvaguardias contra el mal uso del reconocimiento facial.

La empresa confirmó el martes la ampliación de esa prohibición «hasta nuevo aviso», sin dar más detalles.

La medida del año pasado se tomó en medio de protestas generalizadas por la brutalidad policial y la preocupación de que la tecnología de reconocimiento facial sea defectuosa, especialmente al analizar los rasgos de los afroamericanos.

Los activistas también afirman que las herramientas tecnológicas pueden utilizar algoritmos que discriminan, intencionadamente o no, a los negros.

Los activistas han apuntado a la tecnología de reconocimiento facial Rekognition de la unidad de computación en la nube de Amazon Web Services y a las cámaras de vigilancia Ring utilizadas para la seguridad en el hogar.

No estaba claro el grado en que la policía ha utilizado estos sistemas.

El año pasado, Amazon pidió a los gobiernos que pusieran en marcha «normas más estrictas para regular el uso ético de la tecnología de reconocimiento facial«.

Su prohibición fue seguida por Microsoft e IBM, que hicieron anuncios similares.

La semana pasada, una coalición de grupos activistas pidió que Amazon dejara de vender permanentemente su sistema Rekognition y el martes dijo que la empresa debería comprometerse a desechar el sistema.

«La tecnología de reconocimiento facial es demasiado peligrosa para que se implemente al antojo de corporaciones como Amazon», dijo Evan Greer, del grupo activista Fight for the Future, uno de los grupos de la coalición.

Fuente: AFP

Compartir