Compartir

Agencias

La Comisión Europea presentó este miércoles propuestas para fortalecer el código de buenas prácticas contra la desinformación, firmado por varias plataformas como Facebook y Google, en busca de más transparencia en los algoritmos y más verificación de datos.

Este código, una herramienta de autorregulación, tiene la intención de volverse más restrictivo con la futura legislación digital (la Ley de Servicios Digitales), que Bruselas espera ver adoptada el próximo año.

La ley propuesta debe obligar a las plataformas a poner en marcha medidas para luchar, entre otras cosas, contra la desinformación, y el cumplimiento del código de buenas prácticas forma parte de ese esfuerzo.

El código ya fue firmado por Google, Facebook, Twitter, Microsoft, Mozilla y TikTok, así como por actores importantes de la industria publicitaria.

El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, dijo que «la desinformación no puede seguir siendo una fuente de ingresos», y pidió «compromisos más firmes de las plataformas digitales, todo el ecosistema publicitario y las redes de verificadores de datos».

La Comisión quiere alentar a más actores digitales y publicitarios a adherirse al código y alentar a las plataformas a cooperar para luchar contra la publicidad falsa o engañosa.

A diferencia del contenido ilegal, la lucha contra la desinformación no significa la retirada obligatoria.

Pero Bruselas pide más transparencia sobre los algoritmos utilizados por los gigantes de internet para resaltar el contenido, y quiere que los usuarios tengan herramientas disponibles para reportar fácilmente información falsa o engañosa.

También pide a las plataformas que publiquen informes periódicos con indicadores claros para evaluar la eficacia de las medidas implementadas.

Las propuestas se discutirán con las plataformas, que deberán presentar una primera versión del código revisado en el otoño boreal, para que esté operativo desde principios de 2022.

 

Fuente: AFP

Compartir