Compartir

Agencias

El espectro es la savia que alimenta los servicios móviles y el motor de la economía móvil. El panorama en materia de espectro es hoy en día más dinámico que nunca, porque el ecosistema debe enfrentarse a nuevos modelos de asignación y despliegue, a la competencia entre empresas por los recursos y a las nuevas demandas que se imponen a los recursos de espectro 2G y 3G ya existentes.

Tanto en el sector de telefonía móvil como fuera de él, contar con la información adecuada es fundamental para comprender la dinámica que rige el espectro. Por ello, GSMA Intelligence ha lanzado una nueva serie de informes trimestrales en los que saca partido de su herramienta Spectrum Navigator. Dichos informes describen los últimos avances importantes y las tendencias clave a las que deberemos estar atentos en el futuro.

En la edición correspondiente al primer trimestre, GSMA Intelligence examina algunas novedades del mercado en el sector del espectro, así como el impacto que estas han tenido sobre la industria.

Nuevo impulso a las licitaciones de 5G

Tras una ralentización en el segundo trimestre de 2020 debida a los confinamientos provocados por la Covid-19, las asignaciones de espectro han empezado a acelerarse.

Durante el primer trimestre de 2021, cuatro países han asignado nuevo espectro 5G, y Chile ha sido la primera nación de América Latina en hacerlo mediante un proceso de licitación. El progreso en las bandas bajas continúa y el Reino Unido ha adjudicado espectro en la banda de 700 MHz. Conviene tenerlo en cuenta, porque Europa se está quedando atrás en dicha banda. Más de la mitad de los países de la Unión Europea no han cumplido el plazo para asignar espectro 5G en la banda de 700 MHz a finales de 2020.

En 2021 habrá nuevas asignaciones en 28 países distintos, lo que supone un incremento significativo respecto a los 17 de 2020. Otros países podrían anunciar novedades a lo largo del año, a medida que los planes de 5G se desarrollen.

Siempre que aparece una nueva generación de tecnología de redes móviles, surge el problema de la disponibilidad de espectro. Las operadoras necesitan nuevos recursos de espectro que les permitan desplegar la nueva tecnología. Las demoras en la asignación de espectro afectan al despliegue, el alcance y la calidad de servicio de las redes 5G.

La hoja de ruta para asignar espectro a la 6G está en camino
Las recientes declaraciones sobre la 6G van más allá de la mera visión de una nueva tecnología y empiezan a cobrar cuerpo casos de uso reales y hojas de ruta.

El recién creado grupo 6G Vision del UIT-R se encargará de definir la nueva tecnología y sus capacidades a medida que la industria avanza hacia su estandarización. Las perspectivas de comercialización se sitúan en torno al 2030. Por otra parte, el gobierno chino prevé priorizar el desarrollo de la 6G para el 2025 e incorporar dicha tecnología a su estrategia digital más amplia. La Next G Alliance ha puesto en marcha grupos de trabajo en América del Norte a partir de la hoja de ruta de la 6G.

La investigación se centra en aplicaciones y casos de uso que requieren la transmisión y el procesamiento de cantidades masivas de datos, así como el traslado de la inteligencia al Edge.

Desde el punto de vista del espectro, se trataría de establecer comunicaciones en las bandas de GHz y THz. Puede parecer que es demasiado pronto para hablar de la siguiente generación en tecnología, sobre todo porque en muchos mercados ni siquiera se ha asignado espectro para la 5G. Pero, cuando se trata de espectro, las discusiones tienen que empezar con mucha antelación. La actual banda principal de la 5G (la de 3,5 GHz) empezó a debatirse en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de la UIT celebrada en 2007, y se licitó por primera vez al cabo de una década.

Los elevados precios de reserva frustran la venta de espectro valioso en India

En la más reciente subasta de espectro de India, algunas frecuencias se han adjudicado al precio de salida, o no se han vendido en absoluto. Se ofrecían 2.308,8 MHz en siete bandas y solo se han vendido 855,6 MHz (el 37%).

Todo el espectro se ha vendido al precio de salida, mientras que las bandas de 700 MHz y 2,5 GHz no han recibido oferta alguna.

La falta de interés por el valioso espectro de 700 MHz se ha debido a los elevados precios de salida. Las operadoras priorizan la continuidad de las licencias de espectro que se van a renovar y la consolidación de la tenencia de bandas ya asignadas.

Desde 2010, India ha convocado varias licitaciones, que han tenido como resultado una asignación limitada de espectro, debido a los elevados precios de reserva. Como consecuencia, la tenencia de espectro de las operadoras de telefonía móvil de India son inferiores a las de economías comparables, así como a las medias mundiales y regionales.

India, con tan solo 320 MHz de espectro asignado, está muy por detrás de economías comparables como China (777 MHz), Rusia (595 MHz) y Brasil (590 MHz). Disponer de un volumen suficiente de espectro asequible es fundamental para ampliar y mejorar los servicios de banda ancha móvil.

– Dennisa Nichiforov-Chuang – Analista principal en espectro, GSMA Intelligence

Las opiniones editoriales expresadas en este artículo son exclusivas de la autora y no reflejan necesariamente los puntos de vista de la GSMA, sus Miembros o Miembros Asociados.

Fuente: MWL

Compartir