Compartir

Por Nicolás Lucas, El Economista

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana estima que en un periodo máximo de treinta días Telmex podría ofrecer el servicio de televisión o algún otro producto de video en aquellas localidades donde Grupo Televisa es agente con poder sustancial de mercado en televisión de paga.

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), organismo que de entre todos sus trabajadores agremiados cobija a 14,000 técnicos que se dedican a la construcción de redes de transporte, de acceso y centrales, entre otras infraestructuras de la llamada planta externa, estima que en un periodo máximo de treinta días Telmex podría ofrecer el servicio de televisión o algún otro producto de video en aquellas localidades donde Grupo Televisa es agente con poder sustancial de mercado en televisión de paga.

El STRM tiene afiliados a cerca de 60,000 trabajadores telefonistas de entre todas las áreas del negocio telefónico fijo y de ellos, aproximadamente un tercio se dedica a la construcción y modernización de los tendidos de las redes de fibra óptica de Telmex, con lo que ellos conocen más de cerca sobre la viabilidad y complejidades técnicas para enviar contenidos de video por allí a las 35 localidades del país donde las marcas de Televisa concentran demasiado mercado en TV de paga y como una manera para mejorar la competencia en esas ciudades.

“Técnicamente, claro que es posible. No sólo estamos instalando, sino que además estamos modernizando la red, para los anchos de banda y las aplicaciones que hoy en día pueden correr por ahí. Es viable técnicamente, regulatoriamente no lo sé. En un mes podría ser posible”, dijo Agustín Vanegas Laurrabaquio, comisionado nacional del STRM.

Agustín Vanegas Laurrabaquio presentó esta mañana un estudio que expone los argumentos del STRM respecto al tema de libertad tarifaria para Telmex que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sacó a consulta pública.

En esa oportunidad, el comisionado de esta organización contó que existe la posibilidad de ampliar de 63 a 128 las localidades donde Telmex puede gestionar libremente sus convenios de venta de capacidad mayorista con terceros operadores y de este modo aumentar le viabilidad financiera de la empresa, después pérdidas anuales en su resultado neto.

De regreso al tema de la televisión, Agustín Vanegas Laurrabaquio estimó que la red de fibra óptica de Telmex ronda los 400,000 kilómetros de extensión, suficiente para ofrecer desde allí una oferta de TV a escala nacional.

“Esta red está prácticamente óptima para encender ese servicio (…) En la parte técnica de fibra óptica y las centrales telefónicas, ya está lista la empresa para ofrecer ese servicio (…) Ya está listo, porque ya lo hacemos por medio de la desagregación del bucle. Telmex está lista técnicamente hablando para hacer esta (posible) habilitación en 15 días a un mes, con una configuración de las conexiones. No creo que pasaría un mes para tener esa conexión”, dijo Agustín Vanegas Laurrabaquio.

En noviembre del año 2020, el Instituto Federal de Telecomunicaciones resolvió, a través de su Autoridad Investigadora (AI), que Grupo Televisa es un agente con poder sustancial de mercado en la televisión de paga de 35 municipios del país.

Es significa que Televisa es una empresa que podría influir en ese negocio con prácticas comerciales a su favor y presionar las operaciones de todos los otros competidores que también participan en el mismo sector, afectando así la competencia y concurrencia de actores.

El regulador IFT ha confirmado que sería en el primer trimestre del año 2022 cuando presentará la regulación que aplicará a Televisa en ese particular negocio de esas 35 plazas.

La situación que vive Grupo Televisa en televisión de paga ocurre desde la compra nacional de 227,802 clientes residenciales de video, voz e Internet y también de 4,432 kilómetros de redes fijas sobre fibra óptica que fueron de Axtel.

Televisa incrementó entonces su participación de mercado en 35 localidades del país, colocándose allí con una participación de entre el 64.2 y casi el 80% del mercado de televisión de paga de 35 esas localidades y que ponen al IFT ante el aprieto de regular y de qué modo a Televisa o de allanar el ingreso de nuevos actores, por ejemplo, de permitir que Telmex ingrese al mercado de la televisión de paga en esos 35 lugares, llamados por el regulador como “mercados relevantes”.

Fuente: El Economista

Compartir