Compartir

JenTelMx

La salud y el cuidado digitales se refieren a herramientas y servicios que utilizan las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para mejorar la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, el seguimiento y la gestión de los problemas relacionados con la salud para controlar y gestionar los hábitos de estilo de vida que impactan en la salud. La salud y la atención digitales son innovadoras y pueden mejorar el acceso a la atención y la calidad de servicios, así como aumentar la eficiencia general del sector de la salud.

Una «Europa adaptada a la era digital” es una de las seis prioridades políticas de la Comisión 2019-2024. Sobre la base de iniciativas precedentes que mejoran la creación de un mercado único digital, la transición digital debería ser algo que beneficie a todos, poniendo a las personas en primer lugar y abriendo nuevas oportunidades para las empresas. La salud es uno de los sectores incluidos en esa agenda, dados los potenciales beneficios que los servicios digitales tienen para ofrecer a los ciudadanos y empresas en este ámbito.

La Comunicación de 2018 sobre salud y cuidado digitales tiene como objetivo mejorar la digitalización de los sectores de la salud y la atención, la cual identifica 3 pilares en torno a los cuales se basarán las actividades:

Pilar 1: acceso seguro y uso compartido de datos. Para facilitar un mayor acceso a la asistencia sanitaria transfronteriza, la Comisión Europea está construyendo la infraestructura de servicios digitales de eHealth para permitir el intercambio de recetas electrónicas y resúmenes de pacientes entre proveedores de asistencia sanitaria. Los primeros intercambios transfronterizos comenzaron en 2019, con el objetivo de tener a todos los demás países de la UE a bordo para 2025. A más largo plazo, la Comisión está trabajando para establecer un formato europeo de intercambio de historiales médicos electrónicos que sea accesible para todos los ciudadanos de la UE. 

Pilar 2: conectar y compartir datos de salud para la investigación, un diagnóstico más rápido y una mejor salud. El segundo pilar pretende aprovechar el enorme potencial de los datos sanitarios para respaldar la investigación médica con el objetivo de mejorar la prevención, el diagnóstico, los tratamientos, los medicamentos y los dispositivos médicos.

Pilar 3: Fortalecimiento del empoderamiento ciudadano y la atención individual a través de servicios digitales. Los servicios digitales pueden empoderar a los ciudadanos, haciéndoles más fácil asumir un papel más importante en la gestión de su propia salud, desde seguir las pautas de prevención y estar motivados para llevar estilos de vida más saludables, hasta gestionar las enfermedades crónicas y proporcionar retroalimentación a los proveedores de atención médica. Los sistemas de salud también se beneficiarán de modelos de atención innovadores que utilizan la telesalud y la mHealth para abordar la creciente demanda de atención médica, lo que ayudará a cambiar progresivamente hacia sistemas de atención integrados y personalizados.

Cooperación de la Unión Europea

Aunque el desarrollo y despliegue de soluciones de eSalud en los sistemas sanitarios es una competencia nacional, la Unión Europea (UE) se compromete a proporcionar apoyo a través de financiación y plataformas en las que los países de la UE puedan colaborar en cuestiones relacionadas con la eSalud. Algunos aspectos como la interoperabilidad o los estándares de calidad se abordan a nivel europeo mediante una acción coordinada y la alineación digital.

Acción Conjunta para el Espacio Europeo de Datos Sanitarios, denominada TEHDAS

Hacia el Espacio Europeo de Datos Sanitarios, lanzado este 2021, reúne a 26 países europeos (22 Estados miembros de la UE y otros 4 países europeos).

La acción conjunta apoyará el trabajo de la Comisión mediante:

  • Reunir a los actores relevantes para el uso de datos sanitarios para la investigación y la formulación de políticas en la UE (uso secundario de datos).
  • Recopilar las mejores prácticas disponibles en la UE sobre el uso secundario de datos.
  • Desarrollar conceptos y opciones necesarios para un uso secundario eficiente de los datos de salud.

Estos conceptos y opciones se centrarán en la gobernanza, la calidad de los datos, la infraestructura y el empoderamiento de los ciudadanos con respecto al uso de datos secundarios de salud en la UE.

Espacio europeo de datos sanitarios

El espacio europeo común de datos sanitarios promoverá un mejor intercambio y acceso a diferentes tipos de datos sanitarios (registros sanitarios electrónicos, datos genómicos, datos de registros de pacientes, etc.), no solo para apoyar la prestación de asistencia sanitaria (el llamado uso primario de datos) sino también para fines de investigación sanitaria y formulación de políticas sanitarias.

Todo el sistema de datos se construirá sobre bases transparentes que protejan por completo los datos de los ciudadanos y refuercen la portabilidad de sus datos de salud, como se establece en el artículo 20 del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

El Espacio Europeo de Datos Sanitarios se basará en:

Gobernanza del espacio europeo de datos sanitarios
El trabajo preparatorio se llevó a cabo en 2020, a través de una serie de talleres y un estudio para proporcionar un marco para el uso primario y secundario de datos de salud en los Estados miembros, particularmente a través de

  • un mapeo de cómo se implementa el GDPR en el sector de la salud en los diferentes países, incluida una descripción general de las modalidades legales y técnicas aplicables al intercambio de datos de salud para usos primarios y secundarios en los países de la UE
  • una descripción general de las estructuras de gobernanza existentes para el uso secundario de datos sanitarios en los países de la UE
  • recomendaciones para posibles acciones, legislativas y no legislativas, a nivel de la UE para facilitar el intercambio de datos sanitarios en toda la UE para usos primarios y secundarios
    Interoperabilidad y calidad de datos
  • Para aprovechar al máximo el potencial del intercambio de datos de salud, es esencial garantizar la calidad de los datos de salud y que las diversas fuentes de datos de salud (por ejemplo, historias clínicas electrónicas, diferentes registros, diversas herramientas informáticas o digitales) puedan «hablar» entre sí . Esto requiere una interoperabilidad técnica y semántica entre las diferentes infraestructuras y sistemas de TI.

También es importante asegurarse de que los datos de salud sean fáciles de encontrar, accesibles, interoperables y reutilizables (FAIR). La Comisión está apoyando el mapeo y la «FAIR-ificación» de los registros de datos sanitarios existentes y otras fuentes de datos para establecer conjuntos de datos comunes para el intercambio con fines de investigación sanitaria y formulación de políticas.

Infraestructura y tecnología
La infraestructura a nivel europeo seguirá la estrategia global del Espacio de datos europeo lanzada en la estrategia europea para los datos el 19 de febrero de 2020, al mismo tiempo que proporcionará un análisis en profundidad de las especificidades del sector de la salud. Se basará y potencialmente ampliará las iniciativas existentes, como la infraestructura de servicios digitales de eHealth , las redes europeas de referencia y el proyecto Genomics.

Con información de la Comisión Europea

 

Compartir