Compartir

Agencias

Se trata de la tercera compra más grande de la historia del mercado de seguridad digital y antivirus.

Norton LifeLock y Avast se fusionan tras concretar una alianza por un valor de más de 8 miles de millones de dólares.

Desde hace ya unos meses el grupo Norton había anunciado el interés de formar una alianza entre ambas empresas afirmando que “compartían una misma visión del mercado” y además “eran compatibles” por sus respectivas especialidades.

El acuerdo se concretó por alrededor de los 8.100 y los 8.600 millones de dólares y, aunque afirman que se trata de una alianza, en la práctica esto se verá de aquí en adelante en que Norton será el propietario de todas las acciones de Avast y operarán bajo el mismo título combinado en NASDAQ, el índice bursátil estadounidense. Hasta ahora Avast venía cotizando en la bolsa de valores de Londres.

El objetivo de esta operación, según dieron a entender directivos de ambas compañías, es forjar un gigante en el mercado de la ciberseguridad y la protección de datos digitales, lo cual es bastante probable que se cumpla teniendo en cuenta que la base de clientes de Avast ronda los 435 millones de usuarios y ahora estará disponible para el grupo Norton.

Vincent Pilette, director ejecutivo de NortonLifeLock, afirmó que la alianza formará una estructura más potente y con varios beneficios potenciales. “Con esta combinación, podemos fortalecer nuestra plataforma de seguridad cibernética y ponerla a disposición de más de 500 millones de usuarios”, explicó en un comunicado.

De acuerdo con lo pactado, una vez se complete el proceso de adquisición será Pilette quien mantenga el cargo de CEO en la nueva identidad de la empresa, mientras el actual CEO de Avast, Ondrej Vlcek, obtendrá el puesto de presidente y se unirá al gabinete administrativo del grupo.

Esta decisión viene de una extensa lista de compras y alianzas previas que se han dado a lo largo de la última década. En 2016 fue Avast quien consolidó la compra de la también reconocida compañía de antivirus AVG por unos 1.300 millones de dólares en un proceso que afirmaron se daba con el fin de apelar a los mercados emergentes, posiblemente debido al interés por expandirse hacia la industria móvil.

Este acuerdo también se consolida como la tercera adquisición en ciber-seguridad más grande de la historia, seguida de la adquisición de Proofpoint por $ 12,3 mil millones por parte de Thoma Bravo y la adquisición por parte de Broadcom del negocio empresarial de Symantec por $ 10,7 mil millones. Symantec, curiosamente, era la identidad del actual Norton LifeLock previamente al acuerdo realizado en 2019.

La noticia también llega apenas semanas después de que el grupo Norton también confirmara la compra del proveedor de antivirus gratuito Avira por 360 millones de libras, proceso que se espera cierre a mediados de 2022.

Fuente: Infobae

Compartir