Compartir

Agencias

Las tarjetas Mastecard ofrecerán una manera menos de pagar, después de que la compañía haya anunciado el fin de la banda magnética.

La medida afectará a todas las tarjetas de crédito y débito, y se implementará a lo largo de la próxima década; el plan es que, para el 2033, Mastercard no tenga ninguna tarjeta con banda magnética.

La banda magnética ha caído en desuso en la última década, por la llegada de nuevas tecnologías de identificación que permiten aceptar obtener los datos de pago sin necesidad de leerlos directamente de la banda. Pasar la tarjeta por un lector magnético siempre ha sido algo problemático, incluso desde su nacimiento en la década de los 60, especialmente conforme pasa el tiempo y la tarjeta sufre los daños propios del uso; pero en su día, era la mejor alternativa para registrar pagos de manera rápida y directa.

Estaba basada en la misma tecnología de las cintas magnéticas usadas en ordenadores para grabar información, y fue desarrollada por ingenieros de IBM. En la cinta estaba grabada la información de la tarjeta y la entidad emisora; de esta manera, no era necesario hacer una copia de la tarjeta y comprobar la información del pago manualmente con el banco, como antes.

La banda magnética ha sido sustituida en gran medida por el chip EMV, que ya ha sido adoptado por todas las plataformas de pago por su seguridad y facilidad de pago, al precisar sólo la introducción de un número PIN secreto para autorizar la transferencia. Además, en los últimos años los pagos «contactless» han ganado una gran importancia, especialmente en tiempos de pandemia.

Según Mastercard, el 86% de las transacciones en persona se realizan con el chip EMV, y los usuarios lo prefieren por la seguridad añadida, aunque aún quedan quienes prefieren el método tradicional. Por eso, el proceso de eliminación de la banda magnética será muy largo, dando oportunidad a clientes y entidades a adaptarse a los nuevos tiempos.

El proceso dará inicio en el 2024; a partir de entonces, las entidades podrán elegir no incluir una banda magnética en las tarjetas que ofrezcan a sus clientes. No será obligatoria, pero podrán seguir incluyéndola si quieren. Sin embargo, para el 2033 tendrán que realizar la transición, cuando ninguna tarjeta Mastercard de crédito y débito podrá tener banda magnética.

Fuente: eE

Compartir