Compartir

Agencias

Twitter Inc. agregó una opción para que los usuarios reporten tuits con información errónea a la compañía, aunque señaló que esta nueva capacidad no necesariamente conducirá a una mayor verificación de hechos o de etiquetas en publicaciones con información falsa.

La opción, que solo estará disponible en algunos mercados, permitirá a los usuarios notificar a la empresa sobre la supuesta desinformación de la misma manera que pueden alertar a Twitter sobre el spam o el abuso. Sin embargo, la empresa de redes sociales, que no cuenta con una sólida operación de verificación de datos, no revisará la legitimidad de cada tuit señalado ni responderá a los usuarios con actualizaciones como lo hace con otros tipos de informes.

En su lugar, Twitter utilizará los reportes como una forma de estudiar la información falsa en la plataforma, además de que le permitirá identificar tendencias o áreas problemáticas en las que pueda centrarse, dijo una portavoz. Aunque actualmente, Twitter verifica los tuits de categorías selectas, como elecciones y covid-19, los usuarios podrán ahora alertar a la empresa sobre cualquier información errónea. En función de los resultados de la prueba, Twitter decidirá si agrega o no más categorías a la operación de verificación de datos, que se pondrá en acción en Estados Unidos, Australia y Corea del Sur.

“Es posible que no tomemos medidas y no podamos responder a cada informe de la prueba”, dijo la compañía el martes desde una de sus cuentas corporativas. “Pero sus comentarios nos ayudarán a identificar tendencias para que podamos mejorar la velocidad y la escala de nuestro trabajo para detectar la desinformación más ampliamente”.

Los esfuerzos de Twitter en contra de la desinformación son más limitados que los de sus competidores, como Facebook Inc. A diferencia del ejército de verificadores de hechos externos de Facebook, el equipo interno de Confianza y Seguridad de Twitter revisa los tuits y, por lo general, solo señala a los infractores más atroces o de más alto perfil.

Sin embargo, esos esfuerzos aún pueden tener un impacto. A lo largo de los años, varios políticos han sido señalados o suspendidos temporalmente por repetidas violaciones de información errónea, entre ellos el expresidente Donald Trump y más recientemente, la representante estadounidense Marjorie Taylor Greene de Georgia.

Twitter también está desarrollando un producto llamado Birdwatch, que dependerá de los usuarios del servicio para ayudar a controlar el contenido y combatir la desinformación. Ese producto se encuentra en fase de prueba con una pequeña cantidad de usuarios, pero es parte de un esfuerzo por escalar los esfuerzos de verificación de datos más rápidamente. Twitter, con sede en San Francisco, tiene más de 200 millones de usuarios diarios.

Fuente: Bloomberg

Compartir