Compartir

Por Rodrigo Riquelme, El Economista

La autoridad en materia de competencia económica notificó que después de recibir copias certificadas del expediente AI/DC-001-2020 de parte del IFT y de hacer un análisis del acuerdo de inicio de la investigación emitido en el expediente, este resulta insuficiente para que la autoridad investigadora de la Cofece “lleve a cabo una investigación de oficio, en este momento, en los mercados”.La Autoridad Investigadora de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) determinó no continuar la investigación en los mercados de servicios de búsqueda en línea, redes sociales y servicios de cómputo en la nube y servicios relacionados que inició el Instituto Federal de Telecomunicaciones en octubre del 2020 y que fue la causa de un conflicto competencial entre ambos órganos autónomos.

La autoridad en materia de competencia económica notificó que después de recibir copias certificadas del expediente AI/DC-001-2020 de parte del IFT y de hacer un análisis del acuerdo de inicio de la investigación emitido en el expediente, este resulta insuficiente para que la autoridad investigadora de la Cofece “lleve a cabo una investigación de oficio, en este momento, en los mercados”.

El órgano argumenta su decisión basado en el artículo 94 de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE), que establece las condiciones para que pueda iniciar una investigación en materia de competencia sobre algún mercado.

Esta autoridad investigadora no cuenta con elementos suficientes para ejercer, en este momento, sus facultades de investigación en los mercados, en términos del artículo 94 de la LFCE”, explica la Cofece en su notificación.

La autoridad informará a los agentes económicos que hayan recibido requerimientos de información por parte del IFT, para que no desahoguen las solicitudes del instituto respecto de este expediente en particular. Aunque ni la Cofece ni el IFT señalan a los agentes económicos sobre los cuales recaía esta investigación, algunas de las mayores empresas dentro de los mercados son Google, Amazon y Facebook.

En octubre del 2020, la autoridad investigadora del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) inició un procedimiento de investigación en torno a los servicios de búsqueda en internet, redes sociales, sistemas operativos móviles, servicios de cómputo en la nube y «otros servicios relacionados» con el fin de determinar si existen barreras a la competencia que puedan generar efectos anticompetitivos en el mercado mexicano.

En diciembre del 2020, el pleno de la Cofece acordó por unanimidad solicitar al IFT que remitiera el expediente AI/DC-001-2020, debido a que la Cofece se consideraba “competente para conocer y pronunciarse sobre la investigación tramitada en el expediente referido”. En respuesta, en enero de 2021, el pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones estuvo de acuerdo, también por unanimidad, en que el instituto se considera igualmente competente para realizar la investigación, por lo que decidió turnar el expediente al Poder Judicial.

Seis meses después, en junio del 2021, la Cofece reveló que el Poder Judicial de la Federación reconoció que es ella la que está facultada para analizar las condiciones de competencia en los mercados de servicios de búsqueda en línea, redes sociales y servicios de cómputo en la nube; mientras que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) tiene la competencia para conocer del mercado de sistemas operativos móviles. La Cofece ha decidido dar carpetazo a la investigación que provocó su segundo conflicto competencial con el IFT, después de la autorización de la compra de Cornershop por parte de Uber.

Fuente: El Economista

Compartir