Compartir

Por Francisco Delgado, Sentido Común 

Transtelco busca comprar a Maxcom por 608 mdp, reduciría deuda y podría salir de bolsa.

(Sentido Común) — Transtelco, una compañía de infraestructura de telecomunicaciones con presencia en Estados Unidos y México, planea lanzar una oferta pública de adquisición para hacerse hasta con el 100% de la prestadora de servicios de telefonía e internet mexicana Maxcom Telecomunicaciones.

El oferente, que ya tiene una relación comercial con la mexicana y posee 9.99% de su capital, ofrecerá 2.2 pesos por cada acción en circulación, por lo que la transacción podría alcanzar 608.2 millones de pesos (30 millones de dólares), de acuerdo con el prospecto preliminar de la transacción.

“Transtelco y Maxcom compiten en segmentos similares del mercado de las telecomunicaciones, proporcionando soluciones de conectividad y ancho de banda de alta capacidad a operadores y empresas nacionales e internacionales”, escribió la firma de origen estadounidense en el prospecto.

“Maxcom tiene activos de infraestructura digital únicos que en caso de que la oferta sea exitosa permitirán a Transtelco implementar y densificar su red de manera más eficiente y efectiva. Esto permitirá a Transtelco ser más competitivo y brindar más opciones al usuario final”, agregó.

El precio a ofrecer es 144% superior al de 0.9 pesos por acción al que la compañía cotizó en bolsa en su último día de intercambios previo a la noticia, el 20 de agosto. Sin embargo, los 2.2 pesos por título son inferiores al valor de la acción en libros, que al 30 de junio era de 2.29 pesos.

Hoy la empresa no presentó intercambios en la Bolsa Mexicana de Valores.

De acuerdo con los documentos, la oferta comenzaría hoy para concluir el 23 de septiembre, no obstante, ante la ausencia de un aviso de oferta pública en bolsa es probable que la fecha se haya recorrido.

Transtelco, que brinda servicios de voz y datos a empresas, dijo que su intención no es deslistar a Maxcom del mercado de valores, sin embargo, si su participación supera el 95% en la empresa no descarta la posibilidad de que eso ocurra.

De esta forma la firma de telecomunicaciones podría sumarse a la lista de empresas que, por diversas razones, están abandonando el mercado recientemente, como la energética Infraestructura Energética Nova, la productora de lácteos Grupo Lala y la financiera Banco Santander México.

Transtelco espera obtener una participación mínima de 85% en Maxcom para ejecutar la compra.

La oferente estima cubrir la oferta con recursos propios, aunque señaló que trabaja con sus socios financieros para financiar la operación, la cuál tendrá que recibir la aprobación del consejo de administración de la mexicana.

Como parte de la operación ciertos accionistas relevantes de Maxcom se comprometieron con Transtelco a varias condiciones, entre las que se encuentran utilizar parcial o totalmente los recursos que reciban de la venta en acciones del comprador, y a no competir en el mercado de telecomunicaciones al menos tres años.

Entre los accionistas referidos se encuentran Enrique Castillo Sánchez Mejorada (con 9.88% de participación actual) y Rodrigo Lebois Mateos (21.98%), siendo este último el accionista con mayor interés en la empresa en la actualidad y parte del consejo de administración.

En la operación los empresarios podrían convertirse en titulares de hasta 8.12% del capital de Transtelco, de acuerdo con el prospecto.

Los empresarios mexicanos también aceptaron respaldar a la firma estadounidense ante posibles procedimientos fiscales que podría enfrentar. Esto probablemente tenga origen en la exigencia del Servicio de Administración Tributaria de un pago de 631 millones de pesos por parte de Maxcom, el cual la firma sostiene que no es firme ni definitivo.

La oferta llega en un momento en el que Maxcom atraviesa por una complicada situación de liquidez que la llevó a incumplir con sus obligaciones financieras desde abril de este año.

“La liquidez de Maxcom se ha visto afectada negativamente por la pandemia, así como por el acceso restringido a fuentes de capital”, escribió la empresa en su último reporte trimestral.

La compañía lleva meses en la búsqueda de soluciones estratégicas y alternativas financieras que le permitan consolidar su propuesta de largo plazo y cumplir con sus obligaciones financieras, pero hasta ahora no había anunciado algún acuerdo o inyección de recursos.

La fusión o adquisición del negocio era una de las opciones contempladas.

Maxcom cerró 2020 con una caída de ingresos de 36% y reducción de flujo operativo de 4%, además de registrar al menos una década de pérdidas netas consecutivas.

Debido a esa situación, su acción, que en 2007 llegó a valer casi 300 pesos, cotiza en bolsa en mínimos históricos.

El bono que actualmente aprieta las finanzas de Maxcom es uno de 56.9 millones de dólares, que paga una tasa de interés fija de 8% y vence en octubre de 2024, nacido de un proceso de reestructura financiera bajo la legislación de bancarrota estadounidense en 2019.

Pero Transtelco tiene pensado deshacerse, como parte de la operación, de ese pasivo, ya que lanzó una oferta para recomprar los bonos y su cumplimiento satisfactorio es una de las condiciones para concretar la compra de la compañía.

Maxcom es una empresa fundada en 1999 que ofrece servicios de telefonía local, larga distancia, transmisión de datos alámbricos, inalámbricos, celulares y servicios de valor agregado en diversas ciudades del norte y centro de México.

Actinver Casa de Bolsa actuará como intermediario financiero de la transacción.

Fuente: Sentido Común

Compartir