Compartir

JenTelMx

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanza un Estudio sobre telemedicina internacional en América Latina: motivaciones, usos, resultados, estrategias y políticas.

En el último año, la pandemia de COVID-19 aceleró la adopción de nuevos servicios de telemedicina en América Latina y el Caribe. Ante el auge de la digitalización, los países de la región cuentan con una importante oportunidad para exportar este tipo de servicios transfronterizos. La telemedicina puede reducir la brecha en salud y ayudar a enfrentar los problemas relacionados con la igualdad en los servicios de salud.

Para que se desarrolle la exportación de servicios de telemedicina, América Latina y el Caribe enfrenta una serie de retos. Este nuevo estudio presenta una serie de recomendaciones de política para fomentar la telemedicina internacional en la región.

El análisis esta basado en tres componentes que se complementan entre si: i) un minucioso y extenso análisis bibliográfico sobre la telemedicina internacional con foco en sus barreras y facilitadores y en la descripción de experiencias internacionales; ii) una encuesta en línea a 1.443 de profesionales de la salud de 19 países de América Latina y el Caribe para entender las motivaciones, usos y resultados de la telemedicina, así como los factores impulsores y barreras al uso de la telemedicina internacional en la región; y iii) entrevistas detalladas a 29 expertos en el ámbito de la telemedicina, con el fin de obtener evidencia de las experiencias vividas respecto al uso de la telemedicina nacional e internacional desde el punto de vista de los actores que están en el terreno.

Los principales resultados del estudio arrojan las siguientes recomendaciones de política para fomentar la telemedicina internacional en América Latina y el Caribe:

  • Impulsar mecanismos que promuevan el consenso entre países para el uso de la telemedicina internacional, como la creación de una agencia de telemedicina supranacional y/o fortaleciendo las redes existentes, incluyendo la acción de los acuerdos de integración regional.
  • Promover políticas públicas de telemedicina nacional sólidas y sostenibles en el tiempo, incorporadas en una estrategia nacional de salud.
  • Fortalecer las agencias gubernamentales responsables de la transformación digital de la salud, incluyendo el tema de la telemedicina.
  • Establecer un marco claro para un sistema de pago a los profesionales por la prestación de los servicios de telemedicina.
  • Fomentar la reglamentación, regulación y protocolización de los servicios de telemedicina cuando el médico y el paciente se encuentran en diferentes países.
  • Facilitar la regularización de las licencias profesionales internacionales.
  • Promover medidas de seguridad en la gestión, recopilación, almacenamiento y transferencia electrónica de información de pacientes internacionales con estándares de confidencialidad y seguridad de los datos.
  • Impulsar de la interoperabilidad de los sistemas tecnológicos de información en salud entre los países de la región.
  • Fomentar la incorporación de las universidades y redes académicas para hacer frente a la falta de conocimiento que permita aumentar la confianza en la telemedicina entre pacientes y los profesionales de la salud.
  • Facilitar la capacitación profesional para el uso de herramientas de salud digital. Parte de la limitación para el uso de la telemedicina se debe a la falta de capacitación en herramientas de salud digital.
Descargue en español el Estudio sobre telemedicina internacional en América Latina: motivaciones, usos, resultados, estrategias y políticas del BID.
Compartir