Vodafone y Orange reflexionan sobre transformación digital

Compartir

Agencias

Los responsables técnicos de Vodafone y Orange han aprovechado un congreso sobre telecomunicaciones para destacar la importancia de convertirse en actores plenamente digitales, al tiempo que han cuestionado que las operadoras tengan que actuar como simples proveedoras de conectividad en las alianzas con empresas como Amazon Web Services (AWS).

En una mesa redonda de la primera jornada del Total Telecom Congress, Johan Wibergh, director de Tecnología de Vodafone, y Michael Trabbia, director de Tecnología de Orange, han explicado la orientación de sus respectivas empresas en el ámbito digital y han reflexionado sobre el papel de las operadoras en las colaboraciones con las grandes firmas digitales.

Si bien ambos han destacado la importancia de las alianzas y de la creación de ecosistemas, Wibergh ha advertido que la mera oferta de conectividad y el recurso a los proveedores para disponer de servicios adicionales no bastará como factor diferenciador y ni siquiera facilitará a Vodafone el establecimiento de alianzas.

Ha señalado que “es imprescindible disponer de valor añadido frente a la competencia, de ahí que no podamos limitarnos a comprar a los proveedores, tenemos que crear nosotros”.

Vodafone ha anunciado recientemente una campaña de contratación de ingenieros de software y de recualificación del personal existente para desarrollar sus propias plataformas y sistemas digitales.

Con todo, Wibergh también ha señalado que las alianzas son “cruciales” en algunas áreas y que su firma “no dispone de la capacidad ni del dinero para hacerlo todo”.

Ha añadido que para Vodafone es vital “aportar valor” a las asociaciones y no quedarse en simple proveedor de conectividad.

Puntos fuertes

Por su parte, Trabbia ha efectuado una reflexión más positiva sobre la aportación de las operadoras a este tipo de colaboraciones y ha señalado que “nos necesitan”.

Ha destacado el amplio número de relaciones con los clientes, la experiencia de la operadora en áreas específicas y la familiaridad con las regulaciones locales. Muchos de los grandes actores digitales pueden carecer de dichas ventajas, sobre todo en Europa.

Trabbia también ha subrayado la necesidad de que las firmas que trabajan en computación a hiperescala se diferencien entre sí, lo que significa que los acuerdos deben redundar en beneficio mutuo.

El directivo de Orange ha destacado la actuación de su firma en áreas adyacentes y “complementarias” para potenciar su oferta de servicio. Se ha centrado en sectores verticales con necesidades y competencias cercanas a su negocio principal, como la banca y la ciberseguridad.

Keri Gilder, consejera delegada de Colt Technology Services, también se ha mostrado optimista respecto a los proveedores de conectividad y ha señalado que las empresas de computación a hiperescala “nos necesitan tanto como nosotros a ellas”.

“En cuanto entendemos que ya estamos añadiendo valor a la ecuación, pienso que empieza a abrirse una dinámica diferente en la conversación.”

Fuente: MWL

Compartir