Compartir

JenTelMx

Nokia y GSMA Intelligence presentaron un nuevo estudio de consumo de energía de los operadores de telecomunicaciones a nivel global. Uno de los principales hallazgos es que el despliegue de software de inteligencia artificial (AI) es fundamental para disminuir la demanda y las emisiones de energía en sus redes, mismas que se han incrementado debido a un mayor tráfico de Internet.

En el marco de la conferencia sobre cambio climático COP26 de las Naciones Unidas en Escocia, donde líderes mundiales trabajan para llegar a un acuerdo sobre sus emisiones globales, la mayoría de los operadores encuestados en la investigación de Nokia y GSMA Intelligence dijeron que la eficiencia energética es «muy importante» o «extremadamente importante» en la estrategia de transformación de su red para contrarrestar el aumento del consumo de energía y emisiones.

A la par del uso de energías renovables, el software para gestión energética con inteligencia artificial es fundamental en las estrategias de los operadores para reducir su huella ambiental, sobre todo porque la capacidad de uso inmediato de esas soluciones permite utilizarlas de manera efectiva en toda una red, aprovechando que operan con poca o nula intervención humana.

GSMA Intelligence, asociación importante que genera estadísticas, reportes y pronósticos de operadores móviles a nivel global; encontró que el 83% de los operadores encuestados ven la eficiencia energética como un aspecto de creciente importancia para la transformación de su red a medida que la industria va adoptando el 5G. Por otro lado, el 67% de los operadores espera que sus costos de energía aumentarán durante los próximos tres años, de continuar con las tendencias actuales.

El tráfico mundial de Internet ha aumentado exponencialmente en los últimos años debido a una convergencia de factores tales como el aumento en el streaming de video, de videoconferencias por el trabajo remoto y de videojuegos en línea, a medida que la mayoría de los clientes móviles se conectan a redes 4G y 5G. Estas actividades requieren equipos de telecomunicaciones que consumen energía y banda ancha, así como enormes cantidades de datos que están almacenados en un número cada vez más grande de centros de datos con gasto energético. Adicionalmente, y a medida que las empresas aprovechen servicios avanzados 5G como la partición de red, se hará patente la necesidad de más redes de telecomunicaciones y centros de datos, y por ende más energía.

Muchos de los operadores encuestados reconocieron que todavía se encuentran en las primeras etapas de planificación y prueba para hacer despegar sus esfuerzos de IA con respecto a la eficiencia energética. Aun así, casi el 50% de los operadores encuestados dijo que esperan lograr ahorros de energía del 10% al 20% durante los próximos dos años, a medida que se van desplegando y optimizando soluciones de energía basadas en IA.

Es mediante la automatización sin contacto que los programas de inteligencia artificial pueden mejorar el ahorro de energía al ajustar estrechamente los patrones de uso del equipo con las demandas de la red en tiempo real, e identificar anomalías de rendimiento en equipos de red de bajo desempeño que consumen los recursos energéticos y hacen patente la necesidad de su reemplazo.

Más allá de reducir la demanda energética, se espera que las soluciones de energía optimizadas por la inteligencia artificial impulsen otros resultados importantes, como la reducción en el número de visitas al sitio que el personal debe realizar para solucionar problemas de red.

En el documento técnico presentado por separado, Nokia y GSMA Intelligence proyectan que el despliegue de tecnologías móviles y digitales como 5G, 4G, redes privadas y sensores para IoT podrían lograr grandes ahorros de emisiones de carbono en manufactura, edificios, energía y transporte, todos ellos representando alrededor del 80% de las emisiones globales de carbono.

Por ejemplo, el ahorro anual de CO2 en manufactura a partir del despliegue de fábricas inteligentes a gran escala podría ahorrar el equivalente a 28 millones de vuelos de ida y vuelta de Londres a Los Ángeles en un año, mientras que el ahorro de energía derivado del uso generalizado de medidores inteligentes en los hogares, a través de un uso de recursos para cuando realmente se necesitan, sería suficiente para suministrar energía a 97 millones de hogares en un año.

Volker Held, jefe de Marketing de Servicios Gestionados, Servicios de Red y Nube de Nokia, dijo: “Reducir la huella de carbono es un importante desafío para la industria de las telecomunicaciones, dada la tendencia a la alza en el tráfico de Internet y sus implicaciones para el consumo de energía. Esta investigación de Nokia y GSMA subraya la preocupación compartida de nuestra industria y la variedad de soluciones y servicios en los que Nokia está trabajando con los operadores para abordar esta responsabilidad de manera conjunta. Las soluciones de inteligencia artificial prometen lograr rápidamente una mayor eficiencia energética y garantizar que estamos a la altura de nuestras responsabilidades ambientales y sociales».

Tim Hatt, Jefe de Investigación y Consultoría de GSMA Intelligence, dijo: “La inteligencia artificial ofrece beneficios claros y tangibles para mejorar la eficiencia energética de las redes de telecomunicaciones y es gran parte de la solución para impulsar redes 5G sustentables. Los despliegues tempranos de inteligencia artificial son fundamentales para entrenar algoritmos y optimizar continuamente las operaciones de red y los costos a largo plazo».

Compartir