Compartir

Agencias

Telefónica ha obtenido un beneficio de 9.335 millones de euros en los nueve primeros meses del año, consecuencia de las plusvalías procedentes principalmente del cierre de la fusión de O2 y Virgin Media en Reino Unido y de la venta de las torres de Telxius, explica la operadora en un comunicado.

De hecho, el beneficio neto logrado entre julio y septiembre ha ascendido a 706 millones de euros. Adicionalmente, los resultados del trimestre muestran el crecimiento orgánico de los ingresos y del resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) y una acertada gestión del capital, priorizando la inversión en los mercados y negocios más relevantes para la compañía, y con el foco puesto en el crecimiento y la rentabilidad a largo plazo.

Gracias a los resultados conseguidos en los nueve primeros meses del año, Telefónica confirma los objetivos financieros previstos para el ejercicio; es decir, que los ingresos y el OIBDA se muevan entre la estabilización y un ligero crecimiento de manera orgánica, y que la inversión (CapEx) sobre ventas vuelva a situarse en un nivel normalizado de hasta el 15%.

A punto de cumplir dos años, el plan estratégico de la compañía continúa dando frutos. Además de avanzar hacia un modelo operativo más sostenible, el Grupo ha progresado también en el desarrollo de vehículos de fibra en diversos países a través de Telefónica Infra; en la historia de crecimiento de Telefónica Tech con adquisiciones como la de Cancom UK&I, en Reino Unido, y con unos ingresos que aumentan un 25,5% en los nueve primeros meses de 2021, hasta los 598 millones de euros; y en la consecución de una exposición en Hispam más favorable y eficiente, tanto operativa como financiera, tras el cierre de la venta de Costa Rica y el acuerdo para la venta del negocio de El Salvador.

Respecto a estos resultados, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, destaca: “Durante el tercer trimestre el comportamiento de Telefónica ha sido sólido. Se ha mantenido el ritmo de crecimiento interanual de ingresos y OIBDA por segundo trimestre consecutivo, con aceleración en el crecimiento de los ingresos por servicio y B2B”. Y añade: “Estos resultados reflejan un nuevo paso significativo hacia la recuperación económica y social de los mercados en los que operamos mientras que el mundo sigue saliendo de los peores efectos de la pandemia. Estoy orgulloso del papel que Telefónica desempeña para ayudar a la sociedad a prosperar y a construir un futuro más verde a través de la digitalización”.

Cumplimiento de los objetivos

Entre julio y septiembre, y por segundo trimestre consecutivo, tanto los ingresos como el OIBDA han crecido en términos orgánicos un 3,6% y un 1,6%, respectivamente, mientras que en los nueve primeros meses el crecimiento de ambas magnitudes ha sido del 1,7%. Estas dos referencias evolucionan así hacia el cumplimiento de los objetivos establecidos para 2021.

En términos reportados, los ingresos se han situado en los 9.298 millones de euros en el trimestre, un 11,1% menos, y en los 29.603 millones de euros hasta septiembre, un 8% menos, descensos que son consecuencia, fundamentalmente, de los cambios en el perímetro de la compañía. El peso de los ingresos asociados a la conectividad de banda ancha, junto a los servicios que van más allá de la conectividad, aumentan 3,8 puntos porcentuales en el último año, hasta el 71% del total de los ingresos de servicio.

El OIBDA ha crecido un 39,8% en el trimestre en términos reportados, hasta los 3.734 millones de euros, y más del doble en los nueve primeros meses, hasta los 20.620 millones de euros. Este incremento se deriva principalmente de las plusvalías procedentes de las operaciones cerradas durante 2021, pero también se beneficia de las eficiencias y el control de costes conseguidos gracias a la gestión aplicada.

Por mercados, los cuatro principales del Grupo -España, Alemania, Brasil y Reino Unido- proporcionan el 78% de los ingresos. En concreto, España aporta el 29%; Alemania, el 18%; Brasil, el 16%; y Reino Unido, el 15%. Hispam contribuye con el 19% de los ingresos.

La inversión ha aumentado un 10,9% en el trimestre, hasta los 1.493 millones de euros, y un 20,3% hasta septiembre, para llegar a los 4.893 millones de euros, con el foco puesto en la captura de oportunidades de crecimiento. En torno al 45% de la inversión se destina al despliegue y desarrollo de redes ultrarrápidas; es decir, fibra y 5G. Descontando el espectro, el CapEx se ha situado en los 3.904 millones de euros hasta septiembre, una cifra equivalente al 13,2% de las ventas, con lo que camina igualmente hacia la consecución de los objetivos financieros del ejercicio.

En cuanto al despliegue de fibra, la operadora cuenta con un total de 156,6 millones de hogares pasados, de los que 82 millones pasan por su propia red. La base total de accesos del Grupo ha registrado un crecimiento interanual del 3%, hasta los 365,7 millones. La compañía fortalece así su ventaja competitiva y la sostenibilidad de su modelo operativo apoyándose en los tres pilares de su estrategia de red: la evolución continuada de una red de fibra y 5G excelentes, el desarrollo de redes abiertas y la virtualización de la arquitectura de red.

La extensa red de fibra es clave para garantizar una conectividad excelente y facilitar la digitalización y, por extensión, el progreso social. En Telefónica, la digitalización de los procesos llega ya al 79% del total, con una gestión en tiempo real que permite una prestación del servicio al cliente más ágil.

La deuda financiera neta ha descendido hasta los 25.000 millones de euros a cierre de septiembre, un 31,8% por debajo de los 36.676 millones en los que se encontraba un año antes. En el último trimestre, la deuda ha bajado un 4,6%, con un recorte de 1.200 millones de euros.

Fuente: R&T

Compartir