Compartir

Agencias

A pesar del impacto inicial de Covid-19 en el mercado de dispositivos móviles, las ventas de teléfonos inteligentes y un aumento en la demanda de más dispositivos portátiles, tabletas y computadoras portátiles han contribuido a una sólida recuperación del mercado. El aumento en las ventas y la demanda ha sido impulsado por los consumidores que cambian indefinidamente sus hábitos de consumo de trabajo, aprendizaje y entretenimiento, creando la necesidad de dispositivos inteligentes mejorados y capacidades de conectividad mejoradas. Si bien la conectividad 5G está acaparando los titulares de las tecnologías de consumo, el mercado también está siendo testigo de una adopción masiva de la tecnología de banda ultraancha (UWB). A pesar de que UWB se encuentra en las primeras etapas de desarrollo de un ecosistema propio, se está convirtiendo rápidamente en una importante tecnología inalámbrica de corto alcance para su uso en muchas aplicaciones, incluidos teléfonos inteligentes, dispositivos portátiles, tabletas, accesorios móviles y otros productos electrónicos de consumo. Según una nueva investigación de ABI Research, los dispositivos habilitados para UWB alcanzarán más de 1.300 millones de envíos para 2026, en comparación con 143 millones en 2020.

UWB ha surgido como una tecnología segura y de gran alcance que puede permitir una amplia gama de experiencias basadas en la ubicación que otras tecnologías de conectividad inalámbrica no han podido soportar de manera efectiva, aunque también es altamente interoperable con Bluetooth Low Energy (BLE), NFC y Wi-Fi.

«Basado en su amplia aplicación en varias industrias, UWB inicialmente ganó tracción en el mercado en gestión de activos y servicios de ubicación en 2016, pero ahora está presenciando un crecimiento explosivo al ingresar al mercado de consumo en 2019, dirigido principalmente a teléfonos inteligentes», explica Filomena Iovino, analista de investigación de tecnologías de consumo en la consultora.

Apple fue uno de los primeros en adoptar UWB en sus dispositivos inteligentes, agregando inicialmente la función a sus carteras de iPhone 11 y Watch 6. Ahora UWB está presente en productos de Samsung, Xiaomi y Honor, con muchos más proveedores preparados para incorporarla.

“Más de 190 millones de teléfonos inteligentes (14% del total de envíos) tendrán UWB para fines de 2021, aumentando a 643 millones (alrededor del 40%) para 2026. El sector ‘móvil’, liderado por teléfonos inteligentes, actualmente representa la mayor parte del mercado UWB, y del total de 1.300 millones de envíos de dispositivos UWB esperados para 2026, los ‘celulares’ tendrán la mayor parte con el 59%”, sentencia la investigadora.

Así las cosas, UWB se prepara para convertirse en una tecnología convencional en la mayoría de los dispositivos móviles, pero también crecerá en otros sectores, a saber, dispositivos domésticos inteligentes, como ventiladores, lámparas y altavoces inteligentes, y automotriz, destacando la creciente variedad de aplicaciones. Pese a este crecimiento, existen desafíos a la vista, en particular el tamaño relativamente grande de la antena UWB que es difícil de integrar, particularmente en dispositivos más pequeños, como etiquetas, equipos portátiles y sensores. “Los costes más altos de los componentes y la infraestructura de UWB en comparación con los de las tecnologías alternativas de corto alcance también podrían ser prohibitivos. Al mismo tiempo, las variaciones y restricciones regionales añaden complicaciones al desarrollo y despliegue de un ecosistema UWB estandarizado”, concluye Iovino.

Fuente: R&T

Compartir