Compartir

Según un estudio de Ericsson un despliegue acelerado de esta tecnología en el viejo continente tendría un impacto inmediato en la reducción de emisiones de dióxido de carbono.

Agencias

El nuevo estudio de Ericsson nos explica cómo un despliegue acelerado de la conectividad 5G en Europa y Reino Unido puede llegar a tener un impacto inmediato en la reducción de las emisiones de CO2.

Mientras que los países europeos aumentan sus acciones para cumplir con los objetivos climáticos; un nuevo análisis que tomó como referencia el escenario europeo, concluyó que si se llega a utilizar la tecnología 5G en cuatro industrias con altas emisiones (energía, transporte, manufactura y construcción) se pueden llegar a reducir entre 55 y 170 millones de toneladas de emisiones CO2 al año. Esto es equivalente a eliminar las emisiones de 35 millones de coches. Es decir, quitar uno de cada siete coches de las calles europeas.

El estudio también explica que al menos el 40% de las soluciones que se tienen actualmente para reducir las emisiones de carbono de la UE, durante hoy y hasta 2030, dependen de la conectividad de las líneas fijas y móviles.

Estas soluciones, como el desarrollo de generadores de energía renovable, podrían reducir en la UE la cantidad de 550 millones de toneladas de dióxido de carbono (550MtCO2e), lo que supone casi la mitad de las emisiones creadas por todo el sector energético de la UE en el año 2017 y el 15% de las emisiones anuales de la UE en 2017. (El año anteriormente mencionado es el que se tomó como referencia para el análisis).

Estimación ahorro de carbono por la incorporación de 5G en 4 industrias.
Estimación ahorro de carbono por la incorporación de 5G en 4 industrias. Ericsson.

Si se añade a este resultado el ahorro que se tendría en emisiones, si se utiliza la tecnología 5G en las cuatro industrias antes mencionadas, la reducción total de las emisiones sería casi el 20% del total de las emisiones anuales de la UE en 2017. Esto es igual a las emisiones anuales totales de España e Italia juntas.

El nuevo análisis publicado por Ericsson en su informe «Connectivity and Climate Change«, se basa en fuentes de datos y metodologías de investigaciones anteriores sobre casos de uso de 5G, investigación conjunta con operadores acerca de la huella medioambiental de las redes de telecomunicaciones y el informe McKinsey NetZero Europe.

Börje Ekholm, CEO de Ericsson, ha comentado que: «La UE y el Reino Unido han establecido objetivos ambiciosos para reducir las emisiones de carbono, esto requerirá cambios importantes en toda la sociedad. Este nuevo análisis demuestra que la conectividad, y en especial la tecnología 5G, es vital para lograr estas metas de descarbonización, las cuales serán difíciles de alcanzar al menos que se acelere el despliegue de la infraestructura digital en Europa y así poder tener el despliegue que llevan otras regiones y países líderes a nivel mundial”.

«En Ericsson, vemos la sostenibilidad como una responsabilidad fundamental, no como una opción extra. Por esta razón, el papel que desempeñará la conectividad ilimitada es una parte fundamental en la visión de Ericsson ya que con ella se impulsará un futuro sostenible. Seguiremos invirtiendo no sólo en los productos y soluciones de eficiencia energética que ofrecemos a nuestros clientes si no también en nuestras propias operaciones como lo hemos hecho en nuestra 5G Smart Factory en Estados Unidos. Esta es un gran ejemplo de que con la implementación de fabricación 5G se pueden obtener grandes ahorros en las emisiones”.

Ekholm también ha comentado que: «En la actualidad, con el despliegue del 5G, Europa está caminando hacia un futuro más digital y con bajas emisiones de carbono, mientras que otras regiones corren en la misma dirección. Los responsables políticos y los reguladores tienen un papel importante teniendo en cuenta el potencial competitivo, económico, social y sostenible de 5G y colaborando rápidamente para eliminar los obstáculos prácticos, reglamentarios y financieros, de modo que las personas, las empresas, las industrias y las sociedades de toda Europa puedan disfrutar de sus beneficios”.

Rezagados en 5G

A pesar del potencial que se encuentra en juego, Ericsson Mobility Report nos muestra un panorama preocupante para Europa en el tema del despliegue de 5G.

A finales de 2020, 5G cubrirá alrededor del 15% de la población mundial. En 2027, sólo tres años antes de cumplir con el objetivo de reducir las emisiones mundiales a la mitad y mantener un límite de 1,5ºC6 en el calentamiento global, se estima que solamente se alcanzará el 75% del despliegue mundial.

Se estima que América del Norte y el noreste de Asia disfrutarán de una cobertura de más del 95% de la población en 2027. Por el contrario, se estima que Europa está muy por detrás de sus competidores económicos, con una cobertura de población superior al 80%.

Caso de éxito: Fábrica Inteligente 5G

La Fábrica Inteligente 5G de Ericsson (en Lewisville, Texas, Estados Unidos) se construyó con las mejores prácticas de sostenibilidad medioambiental. Dentro del lugar, se encuentran operando las soluciones de eficiencia energética que el proveedor ofrece. Fue diseñada para utilizar un 24% menos de energía, un 75% menos de agua en interiores y un 97% menos de emisiones de carbono a comparación de otros edificios similares.

Además, ha sido premiada dos veces en 2021 por el Foro Económico Mundial (FEM) gracias a su liderazgo a nivel global en la fabricación dentro de la Cuarta Revolución Industrial (4IR) y por sus logros en sustentabilidad.

Fuente: R&T

Compartir