Compartir

Por Nicolás Lucas-Bartolo, El Economista

Transtelco ofreció 2.2 pesos por cada acción de Maxcom Telecomunicaciones, una empresa con la que aumentará su extensión de red de fibra óptica en México y con la que ampliará también su base de clientes hacia los segmentos comerciales.

Transtelco Holding, un operador mayorista de servicios de infraestructura con sede en Texas, consiguió hacerse con el control del 95.55% de la empresa mexicana Maxcom Telecomunicaciones, que recientemente también decidió enfocarse en la prestación de servicios de transporte de datos, Internet dedicado y conectividad de última milla con fibra óptica para corporativos y gobiernos, después de vender su negocio de consumo masivo (triple play) a terceras compañías.

Es posible que Transtelco haya advertido un abanico de sinergias con la compra de Maxcom, tanto en red desplegada, como en servicios y clientes compartidos, así como la posibilidad de escalar redes tras la adquisición. Maxcom Telecomunicaciones viene a su vez de un proceso de reestructura financiera ya concluido, que en 2019 la llevó a acogerse al Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos.

Transtelco ofreció pagar 2.2 pesos por cada acción de Maxcom, oferta que pareció “razonable” a la directiva de la compañía mexicana. Transtelco Holding compró 264 millones 176,066 acciones de Maxcom Telecomunicaciones, según documentos de las compañías a sus respectivos inversionistas.

Después de la combinación de activos, la nueva Transtelco alcanzará un tendido de red de más 25,000 kilómetros de fibra óptica de última generación desde los cuales ofrecerá sus servicios a los clientes, y esto por los 8,500 kilómetros de redes con fibra y anillos metropolitanos que Maxcom aporta a la operación en distintas ciudades de México, entre ellas la capital del país.

Si bien un considerable porcentaje de la infraestructura instalada de Transtelco se mantiene en la franja fronteriza de Estados Unidos con México, la compañía se convierte en un nuevo competidor ante otras marcas ya establecidas y con cobertura de red extendida en territorio mexicano. En informes de la empresa, se entiende que el 65% de su red instalada se encuentra ubicada en México.

Transtelco será una suerte de competidor directo de compañías como Marcatel, MCM, Bestel, Centurylink, Neutral Networks o Telmex, que también ofertan algún tipo de servicio a empresas y gobiernos. Como ejemplo, la extensión de red de Transtelco en México no será aún comparable a los 70,000 kilómetros de fibra que Bestel dice tener instalados, pero sí mayor a los 3,000 y 10,000 kilómetros de redes que Neutral Networks y Centurylink operan cada uno en el país.

“Transtelco completó con éxito la adquisición de Maxcom Telecomunicaciones (…) Esta compleja adquisición marca un hito importante para Transtelco, porque después de veinte años de ser un proveedor binacional de servicios de infraestructura digital B2B, esta compra consolida la posición de Transtelco en México como uno de los más singulares actores y con redes escalables, de baja latencia y con rutas de acceso para transportar datos por todo el país. Las redes combinadas de Transtelco y Maxcom poseen rutas únicas para mover el tráfico hacia y desde los Estados Unidos, México y el resto de las Américas”, dijo Transtelco a sus inversores.

Con la conclusión exitosa de estos procesos, Maxcom da un paso importante en el fortalecimiento de su viabilidad financiera, así como en la continuidad de sus operaciones con miras a la consolidación de su propuesta de valor en el mediano y largo plazo”, dijo esa compañía.

Maxcom Telecomunicaciones había informado a sus accionistas en septiembre sobre la intención de Transtelco de comprar un paquete de acciones de la compañía. La intención fue reconfirmada por Transtelco en octubre. Transtelco ya era un accionista en Maxcom Telecomunicaciones, a través de un pequeño paquete de acciones. El nuevo dueño de Maxcom no ha informado aún si mantendrá listada a esa empresa en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Las acciones de Maxcom Telecomunicaciones cotizaban esta mañana en 1.950 pesos por título en la BMV y han descendido su valor un 7.0% en lo que va de noviembre, desde los 2.10 pesos por acción. Sin embargo, la acción de Maxcom cotizaba en 0.92 centavos en septiembre y llegó a escalar a los 2.090 pesos tras conocerse el interés de Transtelco por los activos de esa empresa.

A la conclusión del tercer trimestre del 2021, Maxcom Telecomunicaciones contaba con 1,116 clientes corporativos y de gobierno; reportó ingresos por 171 millones de pesos e invirtió 22 millones de pesos en el periodo. Su resultado neto en el trimestre fue una pérdida de 116 millones de pesos y dos procesos legales, uno ante el SAT y otro ante la CFE, que todavía aún sin solucionar.

Fuente: El Economista

Compartir