Compartir

La autoridad británica de la competencia (CMA) ordenó este martes al gigante estadounidense de las redes sociales Facebook, recientemente rebautizado Meta, vender su filial Giphy porque su fusión «podría perjudicar a los usuarios y anunciantes de la red social en el Reino Unido».

El mes pasado, la CMA multó a Facebook con 50,5 millones de libras (69,5 millones de dólares, 60 millones de euros), por su fusión con la startup Giphy, especializada en los gráficos animados «gif», ya que seguía integrando las dos empresas pese a haber una investigación en curso.

Ya en agosto, la CMA había advertido que Facebook podría tener que vender la plataforma, cuya adquisición, anunciada en mayo de 2020, fue estimada en 400 millones de dólares.

La adquisición permitía a Meta integrar la enorme biblioteca de gráficos de Giphy en Instagram, su aplicación para compartir fotos y vídeos.

Pero «el panel independiente de la CMA que revisó la fusión concluyó que Facebook podría aumentar su ya amplia cuota de mercado en relación con otras redes sociales limitando o impidiendo el acceso de otras plataformas a los gifs», argumentó la CMA en un comunicado.

Facebook y sus filiales WhatsApp e Instagram «ya acaparan el 73% del tiempo de uso dedicado a las redes sociales en el Reino Unido», agrega.

La CMA también temía que Meta cambiara los criterios para acceder a las imágenes animadas, obligando a sus rivales TikTok, Twitter o Snapchat «a compartir más datos de los usuarios».

Pese a las alternativas propuestas por Meta, el regulador concluyó que los riesgos para la competencia de la fusión sólo pueden resolverse «si Facebook vende Giphy en su totalidad a otro comprador aprobado».

Fuente: Infobae

Compartir