Apple firmó acuerdo con China para esquivar regulaciones

Compartir

Agencias

Tim Cook, CEO de Apple, propuso y firmó un acuerdo con el gobierno chino para evitar que su marca sufriese las consecuencias de nuevas leyes y regulaciones en el mercado de smartphones, a cambio de grandes inversiones en el país.

La revelación ha sido publicada por The Information, en base a documentos internos de Apple filtrados y testimonios, y revela hasta qué punto la compañía de la manzana quería evitar problemas en uno de sus mercados clave. El acuerdo de 1.250 palabras fue firmado en el 2016, resultado del trabajo de Tim Cook durante una serie de visitas al país durante aquellos meses.

Todo empezó cuando ejecutivos de Apple mostraron su temor de represalias del gobierno chino por lo que se podría considerar una «baja contribución» a la economía local, lo que podría repercutir no sólo en mala publicidad, sino en acciones concretas como nuevas leyes contra fabricantes extranjeros.

En un momento en el que China era el mercado prioritario para Apple, Tim Cook personalmente contactó con oficiales del gobierno para crear un «memorando de entendimiento», un acuerdo que supondría que Apple podría seguir centrada en expandir su cuota de mercado en China sin sufrir consecuencias.

En el texto, Apple se compromete a invertir 275.000 millones de dólares en China, incluyendo inversiones en fabricantes locales para que pudiesen obtener «las tecnologías más avanzadas»; Apple también tendría que entrenar a talentos del país para usar dichas tecnologías. Los iPhone y otros dispositivos tendrían que usar más componentes fabricados por empresas chinas, y Apple tendría que invertir directamente en ellas. Por último, Apple también colaboraría con universidades chinas, y asistir al gobierno en una docena de ‘causas’.

A cambio, los oficiales chinos darían carpetazo a una serie de acciones reguladoras del mercado dirigidas al sector tecnológico, además de implementar excepciones para Apple, incluyendo su completo acceso al mercado, uno de los más controlados del mundo. Excepciones que serían muy ventajosas frente a otras marcas de fuera de China.

El acuerdo tiene una duración de cinco años, y termina el próximo mes de mayo de 2022; sin embargo, se renovará automáticamente si ninguna de las partes presenta objeción. Aunque el acuerdo es secreto, Apple anunció públicamente algunas de sus consecuencias, como una inversión de 1.000 millones de dólares en la startup Didi Chuxing presentada el mismo año 2016.

Apple ha priorizado el mercado chino desde hace años por su gran potencial de crecimiento, llegando a tomar decisiones que le han ganado mala prensa en Occidente; por ejemplo, cuando en 2019 expulsó a la app HKMap, que estaba siendo usada en las protestas en Hong Kong, después de que una publicación oficial del Partido Comunista acusase a Apple de complicidad.

Fuente: eE

Compartir