Fixed Wireless Access (FWA) puede contribuir a reducir la brecha digital

Compartir

Asociaciones

La oferta de servicios de acceso fijo inalámbricos (FWA, fixed wireless access) constituye una alternativa eficiente para llevar conectividad de banda ancha a un amplio segmento de hogares sub atendidos, incluyendo zonas rurales, alejadas, geografías de difícil acceso e incluso áreas urbanas y suburbanas.

La pandemia de COVID-19 resaltó la importancia de contar con conexiones hogareñas de banda ancha confiables para dar soporte a actividades como el trabajo, educación y entretenimiento, además de acceso a información y servicios de salud, entre otros.

A pesar del amplio crecimiento de las conexiones a Internet tanto fijas como móviles, aún existe una gran porción de hogares no atendidos o sub atendidos, con servicios de baja velocidad o sin los estándares adecuados de calidad de servicio.

Este segmento de viviendas puede ser servido por los accesos fijo inalámbricos (FWA, Fixed Wireless Access), empleando tecnologías de alta velocidad como 4G LTE o 5G NR (Nuevo Radio), según explica una infografía de 5G Americas.

La arquitectura de red de este modelo lo hace ideal para brindar acceso en zonas rurales, alejadas de centros urbanos o de difícil acceso, dado su menor costo comparativo con las redes cableadas. Por otro lado, también puede ser una opción interesante para despliegues rápidos de infraestructura, o brindar alternativas de conectividad en zonas con pocas variantes de servicio, contribuyendo a reducir la brecha digital.

En el mundo, 2 de cada 3 operadores ofrecen servicios FWA, de acuerdo con datos de Ericsson. En América Latina, el 47 por ciento de los operadores brinda este tipo de servicios. Para 2026, se espera que las conexiones FWA alcancen los 180 millones de conexiones.

Fuente e infografía: 5G Americas

Compartir