Compartir

Agencias

Telefónica Colombia ha cerrado el acuerdo alcanzado con InfraCo, una sociedad colombiana controlada por KKR, para venderle activos de fibra óptica por unos 200 millones de dólares (176 millones de euros al cambio de hoy) y crear una empresa conjunta para desplegar y ofrecer fibra óptica en unas 90 ciudades colombianas.

El pasado julio Telefónica anunció que había acordado con InfraCo la compraventa de ciertos activos de fibra óptica propiedad de Telefónica Colombia -participada en un 32,5 % por el Estado colombiano- para la prestación de servicios mayoristas de conectividad por parte la segunda, el desarrollo de actividades de despliegue de red de fibra óptica y otros servicios asociados.

Este miércoles, Telefónica ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el regulador bursátil español, que, una vez obtenidas las autorizaciones correspondientes por parte de las autoridades regulatorias y tras el cumplimiento de ciertas condiciones pactadas, se ha procedido al cierre de la operación.

Telefónica Colombia ha recibido como contrapartida 200 millones de dólares y un 40% de las acciones de una sociedad española controlada por KKR (HoldCo), el accionista único de InfraCo.

La valoración implícita de HoldCo derivada de la transacción se estima en 500 millones de dólares, lo que supone unos 400 millones de euros al cambio que ofrece la propia operadora en el comunicado (1 euros a 1,25 dólares), aunque al cambio de hoy (1,136 dólares) el importe ronda los 440 millones.

«Esta operación se enmarca dentro de la política activa de gestión de cartera del Grupo Telefónica, basada en una estrategia de creación de valor y optimización del retorno sobre el capital», explica el grupo español de telecomunicaciones.

En su día ambas empresas explicaron que se trata de un acuerdo con el que las compañías llevarán internet de fibra óptica a cerca de 90 ciudades de Colombia durante los próximos tres años «con una red que cubrirá 4,3 millones de Unidades Inmobiliarias Pasadas (UIPs).

El Gobierno colombiano se ha propuesto alcanzar el 70% de los hogares conectados y mejorar la velocidad en la conectividad del país.

«El acuerdo con KKR permitirá acelerar el despliegue de fibra óptica en Colombia a un ritmo sin precedentes, en un mercado que ha demostrado en el último año un enorme potencial», explicó en su día el director ejecutivo de Telefónica Hispanoamérica, Alfonso Gómez Palacio, en un comunicado.

Los resultados de esta sociedad, en la que KKR adquirirá una participación mayoritaria del 60% y Telefónica Colombia el 40% restante, contribuirán además a avanzar en el propósito de eliminar las desigualdades en la transformación digital en las zonas más apartadas del país.

«A esto se suman las oportunidades que la fibra generará para miles de hogares y empresas que ven en la digitalización una oportunidad de desarrollo. Es un paso más de nuestra empresa para liderar las conexiones de FTTH (fibra óptica al hogar) en Hispanoamérica», agregó Gómez.

Telefónica Colombia cuenta con más de 380.000 clientes de su servicio de fibra con velocidades simétricas de hasta 500 MB y, según explicó la compañía, ese «despliegue ha permitido que la velocidad media de navegación residencial en las ciudades donde está presente dicha tecnología sea muy superior respecto al de otras localidades».


Telefónica aportará a esta nueva sociedad su actual infraestructura de fibra óptica al hogar con la que llega a 50 ciudades y municipios.

Fuente: EFe

Compartir