Compartir

Agencias

El gigante noruego de las telecomunicaciones Telenor anunció el viernes que cerró la venta de su filial en Birmania, una medida criticada por defensores de los derechos humanos que temen que la operación otorgue más control a la junta militar que gobierna el país.

Telenor anunció su decisión de vender su filial en Birmania debido a la situación del país tras el golpe de Estado contra el gobierno encabezado por Aung San Suu Kyi en febrero de 2021.

Esta filial es uno de los principales operadores del país con cerca de 18 millones de clientes.

Tras varios meses de espera, las autoridades de la junta autorizaron el 18 de marzo el traspaso al grupo libanés M1, con la condición de que la empresa local Shwe Byain Phyu estuviera asociada a la operación y que convirtiera en accionista mayoritaria de la compañía.

«Conforme al acuerdo de venta y de compra, Telenor recibió 50 millones de dólares», indicó el grupo en un comunicado publicado este viernes, en el que precisó que 55 millones de dólares restantes serán entregados en tramos en los cinco próximos años.

Telenor indicó que sus resultados del segundo trimestre van a ser afectados en unos 800 millones de coronas (83,7 millones de euros, unos 91 millones de dólares).

Fuente: AFP

Compartir