Compartir

Agencias

La industria audiovisual, fundamentalmente por el streaming, ha cambiado de forma radical. También el consumo. La última métrica de Nielsen lo expone claramente: las plataformas streaming de EEUU captaron el 30% del tiempo total que pasa una persona frente a un televisor. Esto es un récord absoluto en los once meses que la compañía lleva midiendo día a día la visualización por plataforma en el país referencial del negocio audiovisual.

En febrero, The Gauge, el resumen mensual total de TV y streaming de Nielsen, ya había marcado el fenómeno al desvelar un récord en el consumo de streaming del 28,9 % del total de la televisión. En este mes de marzo, el último medido, ese consumo sumó otro punto, llevando el porcentual al borde mismo del 30%, beneficiado en la ocasión por el periodo de transición que siguió a la final del fútbol profesional y los Juegos Olímpicos, eventos que dispararon la visualización de televisión broadcast en otoño e invierno.

Pese a una ligera disminución del 0,7 % en el streaming total, la participación de visualización en todos los proveedores de streaming capturados en The Gauge se mantuvo estable o aumentó levemente en marzo, y la categoría «otro streaming» obtuvo una participación adicional del 0,3 % a medida que los nuevos servicios ganan terreno constantemente. en un campo en constante expansión («otro streaming» incluye cualquier streaming de video de gran ancho de banda en TV que no se desglosa individualmente) .

La ligera caída en el uso del streming fue mucho menor que la caída del 4,2 % en el uso total de TV, un hecho que acontece históricamente a esta altura del año a medida que los consumidores comienzan a vivir un clima más cálido. A pesar de la caída en el uso total, las audiencias pasaron más tiempo de televisión en la TV paga por la guerra: la invasión rusa a Ucrania impulsó un aumento de 1,6 puntos de participación en un ligero aumento en el volumen total.

La programación broadcast perdió más de un punto de participación completo, con una reducción de la visualización de deportes del 53% en el comparativo febrero-marzo. El Nascar y los torneos de baloncesto de la NCAA ayudaron a saciar a algunos espectadores, pero no lo suficiente como para estar en los mismos niveles del sorteo de los Juegos Olímpicos y el Super Bowl, lo que provocó que el porcentaje de visualización de la «programación de eventos deportivos» cayera de casi el 25 % al 12 % en marzo. Los dramas proporcionaron una ventaja para el broadcast, ya que un aumento del 17% en la visualización ayudó a que representara un tercio de la visualización total de las televisoras abiertas.

Fuente: The Daily Television

Compartir