Compartir

Agencias

El organismo que regula internet en el gigante asiático publicó una nueva guía con requisitos más estrictos para el control y la protección de datos, que podría golpear aún más a la industria.

El organismo de control de Internet de China actualizó las reglas que regulan el desarrollo de aplicaciones móviles sumando requisitos más estrictos para la protección de contenido y datos. La medida podría suponer un nuevo golpe para la comunidad de desarrolladores del país en el que más de 2 millones de aplicaciones desaparecieran del mercado en un lapso de tres años.

De acuerdo con el South China Morning Post, la Administración de Seguridad Cibernética de China (CAC) publicó el martes la versión revisada de las Disposiciones sobre la Administración de Servicios de Información de Aplicaciones Móviles de Internet, que entrará en vigencia el 1 de agosto, duplicando la extensión de la versión anterior publicada en 2016.

El CAC prometió que las nuevas reglas promoverán el “desarrollo saludable” de la industria: “Con el rápido desarrollo y el uso más amplio de las aplicaciones móviles, siguieron surgiendo nuevas situaciones y problemas, lo que requiere que [las reglas] se revisen y mejoren para adaptarse a los nuevos desarrollos”, dijo la agencia.

Además, en las nuevas reglas se incluye un requisito para que los proveedores y distribuidores de aplicaciones promuevan los “valores socialistas centrales” y se adhieran a la dirección “correcta” de la política, las opiniones públicas y los valores. Así, los desarrolladores de aplicaciones serán responsables del contenido que se muestra en la aplicación y no deben producir ni distribuir información ilegal.

La combinación entre la competencia feroz y la represión de China para regular los contenidos y los datos contribuyó a una fuerte caída en la cantidad de aplicaciones disponibles en las tiendas de aplicaciones chinas en los últimos años.

Así, en 2020 total de apps disponibles era de 2,31 millones, la mitad de los 4,49 millones disponibles a finales de 2018, según datos del Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información.

Sin embargo, China todavía tiene una comunidad vibrante de desarrolladores de aplicaciones, que incluso fue elogiada recientemente por el CEO de Apple, Tim Cook, por su contribución a su ecosistema global. Los 5 millones de desarrolladores de aplicaciones del país “siempre han estado a la vanguardia”, dijo a un medio de comunicación chino en la Conferencia Mundial de Desarrolladores la semana pasada.

Después de que China endureciera las regulaciones sobre ciberseguridad y prácticas de manejo de datos el año pasado, las nuevas reglas para los desarrolladores de aplicaciones insisten aún más la ciberseguridad y la protección de la privacidad del usuario.

El documento CAC estipula que los desarrolladores de aplicaciones no “ponen en peligro la seguridad nacional y el interés público” al procesar datos. Las fallas y lagunas de seguridad también deben informarse y corregirse poco después de que se detecten.

Los proveedores de aplicaciones deben ser “justos” en el manejo de los datos de los usuarios, sin obligar a los usuarios a aceptar actividades de procesamiento de datos o negarse a brindar servicios a quienes no están de acuerdo. Por otra parte, todas las nuevas tecnologías, aplicaciones y funciones que puedan influir en la opinión pública o “movilizar a la sociedad” deben pasar por un proceso de revisión de seguridad.

Fuente: Infobae

Compartir