Compartir

La banda de 3.7-3.8 GHz se encuentra entre las que pueden ser utilizadas por las Redes Privadas 5G.

La Agencia Nacional de Telecomunicaciones de Brasil (Anatel) aprobó, los requisitos técnicos y condiciones de uso de las estaciones terrestres de baja potencia en la banda 3.7-3.8 GHz. La decisión de la Agencia considera, entre otros factores, la necesidad de optimizar el uso de las bandas y la creciente demanda de espectro para el uso de tecnologías 5G por parte de redes privadas en soluciones de automatización industrial de la denominada Industria 4.0.

La Ley aprobada esta semana establece las condiciones técnicas para el uso de la banda de 3.7 GHz a 3.8 GHz, especialmente para redes privadas, interiores y exteriores, operando a baja potencia y límites operativos y técnicos que promuevan las adecuadas condiciones de uso y compartición del espectro en la banda.

Las directrices sobre espectro y redes privadas

Las Directrices señalan entre otros que las nuevas estaciones no podrán causar interferencias perjudiciales ni reclamar protección contra interferencias en relación con las estaciones del servicio fijo por satélite (SFS) concesionadas o registradas en el uso de la banda por Anatel. Antes de instalar una nueva estación base o nodo, el interesado deberá comprobar la existencia de estaciones terrenas en un radio alrededor de la coordenada geográfica de interés y aplicar las distancias mínimas de separación previstas en la ley.

Compartir