Compartir
5G-II-2021

Agencias

La red 5G empezó a funcionar este miércoles en Brasil con la activación de antenas en la capital, Brasilia, informó el gobierno.

«¡El 5G ya es una realidad, miren la velocidad!», tuiteó el ministro de Comunicaciones del gobierno de Jair Bolsonaro, Fábio Faria, junto a una captura de pantalla de celular que mostraba una velocidad de descarga superior a 1.400 megabytes por segundo.

La tecnología, que permite una velocidad hasta 100 veces más rápida que el 4G, estará disponible inicialmente en algunas regiones de la capital, como la Explanada de los Ministerios, solo para aquellos modelos de celular de quinta generación.

Brasil licitó en noviembre pasado su red 5G, una subasta en la que recaudó 8.400 millones de dólares (46.790 millones de reales) y que se convirtió en la segunda más importante de la historia del país.

Entre las ganadoras destacan Claro (subsidiaria de la mexicana América Móvil), Telefónica Brasil (dueña de la marca Vivo y filial del grupo español) y Tim (filial brasileña de Telecom Italia), que se repartieron las licencias de alcance nacional en el principal bloque para la explotación, de 3,5 GHz.

Estaba previsto que el Distrito Federal y las restantes 26 capitales estatales del país recibieran esta tecnología para fines de julio, pero ese plazo fue extendido hasta septiembre.

Los especialistas estiman que el 5G precisa entre cuatro y diez veces más antenas que el 4G.

Además de mejorar la velocidad de navegación para los usuarios, la red 5G permite conectar aparatos entre sí y a la nube, con tiempos de respuesta inmediatos, haciendo posible la operación de vehículos autónomos en las ciudades, de drones para monitorear plantaciones o la realización de cirugías a distancia.

Por eso a menudo se presenta al 5G como la tecnología del «internet de las cosas», un mundo en el que los dispositivos conectados pueden potencialmente «dialogar» entre ellos sin intervención humana.

La licitación del 5G en Brasil incluyó una red paralela para uso exclusivo del gobierno, sin equipos de la empresa china Huawei, excluida por los términos del llamado en medio de una disputa geopolítica por acusaciones de espionaje, especialmente por parte de Estados Unidos.

Fuente: AFP

Compartir