Compartir

Agencias

Corea del Sur lanzó con éxito su primer orbitador lunar de fabricación propia el viernes, convirtiéndose en el séptimo país en unirse a la ya competitiva carrera para enviar naves espaciales a la luna.

Corea del Sur lanzó con éxito su primer orbitador lunar de fabricación propia el viernes, convirtiéndose en el séptimo país en unirse a la ya competitiva carrera para enviar naves espaciales a la luna.

El orbitador lunar Pathfinder de Corea, desarrollado por el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea, despegó de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida a las 7:07 p.m. hora local y se separó con éxito del cohete Falcon 9 de SpaceX de 549 toneladas alrededor de 45 minutos después, según mostró la transmisión en vivo del lanzamiento.

Apodado Danuri, que significa luna y disfrute en coreano, el orbitador lunar estableció con éxito la comunicación con el centro espacial de la NASA en Canberra 92 minutos después del despegue y entró con éxito en la trayectoria planificada.

“Es un hito muy significativo en la historia de la exploración espacial coreana”, dijo Sang-Ryool Lee, presidente de KARI, en un video pregrabado. “Si estamos más decididos y comprometidos con el desarrollo de tecnología para viajes espaciales, podremos llegar a Marte, asteroides, etc. en un futuro cercano”.

El orbitador viajará durante cuatro meses y medio antes de entrar en la órbita lunar a fines de diciembre para comenzar su misión en enero utilizando seis cargas útiles lunares, dijo el viceministro de Ciencia, Oh Tae-Seog, en una sesión informativa. La misión de KPLO dura un año, pero el período puede extenderse.

Las misiones de Danuri incluyen la búsqueda de posibles sitios de aterrizaje, así como la realización de una prueba de internet inalámbrica mediante streaming de un video de la exitosa canción “Dynamite” del grupo K-Pop BTS, según el Instituto de Investigación de Electrónica y Telecomunicaciones de Corea del Sur.

El lanzamiento ocurre después de que Corea del Sur lanzara a Nuri, su cohete de producción completamente propia, en junio que colocó un satélite de prueba en la órbita de la Tierra. El país tiene como objetivo asignar fondos en los próximos años para enviar una nave espacial sin tripulación a la luna para 2031.

La misión marca una nueva etapa en la cooperación entre los programas espaciales coreano y estadounidense. La nave espacial está llevando ShadowCam de la NASA, una cámara desarrollada conjuntamente por la Universidad Estatal de Arizona y Malin Space Science Systems, una empresa de imágenes con sede en San Diego. ShadowCam recopilará imágenes de regiones permanentemente sombreadas, lo que ayudará a buscar evidencia de depósitos de hielo, según un comunicado de la NASA.

Este mes se perfila como uno ocupado para los planes lunares de la NASA. La agencia fijó el 29 de agosto como fecha de lanzamiento para Artemisa I, una nave espacial sin tripulación que será la primera de una serie de misiones destinadas al regreso de astronautas a la luna por primera vez desde el programa Apolo.

Fuente: Bloomberg

Compartir