Compartir

Agencias

La guerra de expansión de las empresas de streaming ha terminado; ahora, la lucha por las ganancias es la prioridad.

Frente a la desaceleración del crecimiento de suscriptores en sus principales mercados nacionales, algunos servicios de transmisión están cambiando su enfoque, de agregar usuarios, a aumentar sus utilidades. El resultado es que streamers como Walt Disney, Netflix y Warner Bros. Discovery están cada uno haciendo una combinación de entre recortar costos, aumentar los precios y crear nuevos niveles con publicidad que ofrecen contenido a precios más bajos, pero que también establecen una nueva fuente de ingresos para las compañías.

Los proveedores de streaming dijeron que los aumentos de precios están justificados debido a la cantidad de contenido ofrecido. “Tenemos mucho espacio en el valor del precio”, dijo el presidente ejecutivo de Disney, Bob Chapek.

Los aumentos de precios se producen cuando el crecimiento se ha estancado a nivel nacional, generalmente el mercado más rentable para los streamers. Solo cien mil de los 14.4 millones de nuevas suscripciones netas a su servicio insignia Disney+ en el trimestre provinieron de Estados Unidos y Canadá. Del resto, alrededor de ocho millones provinieron de India, mientras que alrededor de seis millones provinieron de otros países, incluidos 52 nuevos mercados donde Disney+ se ha lanzado desde mayo.

“A nivel nacional, Disney+ está rebasada”, dijo el analista Rich Greenfield de LightShed Partners. “Disney está operando bajo la creencia de que, al igual que en sus parques temáticos, pueden aumentar los precios dramáticamente y contar con que los clientes no abandonen el servicio”.

Disney dijo que, a principios de diciembre, aumentará el precio de su servicio independiente sin publicidad Disney+ en Estados Unidos, de 7.99 dólares a 10.99 dólares por mes y la compañía comenzará a ofrecer un nivel con publicidad para Disney+, a partir de 7.99 dólares. La compañía también anunció aumentos en uno de sus paquetes.

Además, la compañía redujo sus proyecciones para el total de suscriptores globales a Disney+, en gran parte en respuesta al menor crecimiento anticipado en India, donde Disney recientemente fue suspendido del derecho a transmitir partidos de una popular liga de cricket.

Los mercados dieron la bienvenida a las noticias de los aumentos de precios y los resultados trimestrales de la compañía. Las acciones de Disney subieron 4.7% cuando dio a conocer sus números para cerrar en 117.69 dólares.

Los inversionistas y analistas esperan que los mayores costos de suscripción y la introducción de anuncios en Disney+ resulten en mayores ganancias del segmento de transmisión, pero advierten que los aumentos de precios corren el riesgo de alienar a algunos clientes y aumentar la tasa de abandono de la plataforma, o el porcentaje de usuarios que cancelan el servicio cada mes. La tasa de abandono de Disney+ en Estados Unidos ya está en aumento, creciendo 4% en el segundo trimestre desde 3.1% registrado el año anterior, de acuerdo con la firma de análisis de medios Antenna.

“No creemos que vaya a haber ningún impacto significativo a largo plazo en nuestra rotación”, dijo Chapek sobre los aumentos de precios. Dijo que Disney+ era uno de los servicios de transmisión de menor precio cuando se lanzó, y se ha vuelto más valioso con el tiempo a medida que ha agregado programas y películas más populares.

Otras compañías que se centran en la transmisión de video están haciendo movimientos similares. Warner Bros. Discovery, el gigante de los medios de comunicación recién formado que posee el servicio de televisión premium HBO y los servicios de transmisión HBOMax y Discovery+, informó recientemente que había agregado 1.7 millones de nuevas suscripciones. Al igual que Disney, todo el crecimiento de las suscripciones de Warner-Discovery provino del extranjero: su segmento directo al consumidor perdió 300 mil suscriptores nacionales en el trimestre.

David Zaslav, el director general de la compañía recién formada, ha dado un hachazo al gasto de Warner-Discovery, desechando múltiples películas de alto presupuesto que estaban en producción o cerca de completarse y destinadas a su lanzamiento en HBOMax, incluidas “Batgirl” y “Wonder Twins”, después de decidir que el mejor retorno del capital para ellas era una cancelación de impuestos.

“Nuestro enfoque es dar forma a un negocio real con una ambición global significativa, pero no uno que persiga únicamente a los suscriptores a cualquier costo o busque ciegamente ganar las guerras de gasto en contenido”, dijo J.B. Perette, jefe de transmisión de Warner-Discovery, en la más reciente llamada con analistas.

Warner-Discovery dijo que espera que las pérdidas en su negocio de transmisión alcancen su punto máximo este año, y espera que la rentabilidad para el segmento en 2024. Del mismo modo, Disney, cuyo segmento directo al consumidor ha perdido más de 7 mil millones de dólares desde que Disney+ se lanzó a fines de 2019, predice que Disney+ alcanzará la rentabilidad para septiembre de 2024.

HBOMax ha señalado que lanzará un nivel con publicidad el próximo año. La compañía ha aludido a una nueva estrategia de precios centrada en el objetivo de la rentabilidad del streaming, pero no ha revelado detalles de costos.

“Nos alejaremos de las promociones con grandes descuentos”, dijo Perette.

En Netflix, las deserciones de clientes aumentaron después de que elevó el precio de los planes estadounidenses en 1 dólar a 2 dólares por mes a principios de este año. En Estados Unidos y Canadá, la compañía perdió 1.3 millones de suscriptores durante el segundo trimestre, más del doble de los 640 mil que perdió en la región en el primer trimestre. Al igual que Disney+, Netflix ahora busca aumentar los ingresos por usuario que obtienen vendiendo anuncios.

Hacerlo ayuda a los servicios de transmisión a ganar más dinero con sus bases de clientes existentes, al tiempo que ofrece una alternativa a los aumentos de precios, de acuerdo con los analistas de la industria.

Los suscriptores existentes de Disney+ se colocarán automáticamente en el nivel con publicidad a menos que elijan la versión sin publicidad de mayor precio, y algunos programas, como “Dancing with the Stars”, se transmitirán sin anuncios en ningún nivel, dijo un ejecutivo de Disney. Disney dijo que, en general, la carga de anuncios en Disney+ será más ligera que la de otros servicios, y se beneficiará de los consumidores que cancelen las suscripciones de cable y las reemplacen con servicios de transmisión.

Netflix dijo en julio que esperaba cierta pérdida de clientes después de un aumento de precios y que las salidas de clientes están volviendo a los niveles en los que estaban antes del aumento.

La compañía con sede en Los Gatos, California, ha dicho que es probable que su próximo nivel de servicio con publicidad atraiga a clientes más conscientes de los precios que están dispuestos a pagar menos a cambio de ver anuncios. Netflix no ha dicho cuánto costará su nivel respaldado por anuncios, pero se espera que cobre menos que el plan más básico que está disponible actualmente, que cuesta 9.99 dólares al mes para un solo espectador con la calidad de resolución de video más baja.

Si bien ha habido una desaceleración general en el crecimiento neto de suscriptores en los Estados Unidos y más consumidores saltando entre los servicios de transmisión, la cantidad de tiempo que las personas pasan viendo contenido de transmisión continúa creciendo, dijo Marc DeBevoise, director general de la compañía de tecnología de video Brightcove. Esa tendencia hace que la venta de anuncios sea una estrategia más atractiva para los servicios de transmisión, dijo.

“No hay más personas para suscribirse, pero hay más horas para capturar”, dijo. “Sigue siendo un pastel creciente de audiencia total”.

Fuente: AXIS Negocios

Compartir