La Unión Europea propone una política renovada de ciber defensa

Compartir

JenTelMx

La Comisión y el jefe de la Agencia Europea de Defensa (AED) presentaron una Comunicación conjunta sobre una política de ciberdefensa de la Unión Europea (UE) y un Plan de Acción sobre Movilidad Militar 2.0 para hacer frente al deterioro del entorno de seguridad a raíz de la agresión de Rusia contra Ucrania e impulsar la capacidad de la UE para defender a sus ciudadanos e infraestructuras.

Mediante su nueva política de ciberdefensa, la UE reforzará la cooperación y las inversiones en la materia en pro de una protección, detección, disuasión y defensa mejores en relación con un número cada vez mayor de ciberataques.

El ciberespacio no tiene fronteras

Los recientes ciberataques contra las redes de energía, las infraestructuras de transporte y activos espaciales demuestran los riesgos que plantean tanto para las partes civiles como para las militares. Esto requiere más medidas para proteger frente a las ciberamenazas a los ciudadanos, las fuerzas armadas y las misiones y operaciones civiles y militares de la UE.

La política de ciberdefensa de la UE tiene por objeto impulsar las capacidades de ciberdefensa de la UE y reforzar la coordinación y la cooperación entre las cibercomunidades militares y civiles de la UE (civiles, policiales, diplomáticas y de defensa). Mejorará la gestión eficiente de las cibercrisis dentro de la UE y contribuirá a reducir dependencias estratégicas en tecnologías cibernéticas críticas, reforzando al mismo tiempo la base industrial tecnológica de la defensa europea (BITDE). También estimulará la formación, atraerá y retendrá a los cibertalentos e intensificará la cooperación con nuestros socios en el ámbito de la ciberdefensa.

La política de ciberdefensa de la UE se articula en torno a cuatro pilares que abarcan una amplia gama de iniciativas que ayudarán a la UE y a los Estados miembros en lo siguiente:

Actuación conjunta en pro de una ciberdefensa de la UE más sólida: La UE reforzará sus mecanismos de coordinación entre los agentes nacionales y de la UE en el ámbito de la ciberdefensa, a fin de aumentar el intercambio de información y la cooperación entre las comunidades de ciberseguridad militar y civil, y seguir prestando apoyo a las misiones y operaciones militares de la PCSD.

Protección del ecosistema de defensa de la UE: Incluso programas informáticos no críticos pueden utilizarse para llevar a cabo ciberataques contra empresas o gobiernos, también en el sector de la defensa. Esto requiere un mayor trabajo en materia de normalización y certificación de la ciberseguridad para garantizar la seguridad tanto en el ámbito militar como en el civil.

Inversión en capacidades de ciberdefensa: Los Estados miembros deben aumentar considerablemente las inversiones en capacidades militares modernas de ciberdefensa de manera colaborativa utilizando las plataformas de cooperación y los mecanismos de financiación disponibles a escala de la UE, tales como la CEP, el Fondo Europeo de Defensa, Horizonte Europa y el programa Europa Digital.

Cooperación para superar dificultades comunes: Sobre la base de los actuales diálogos en materia de seguridad y defensa, así como de los diálogos en materia cibernética con los países socios, la UE tratará de establecer asociaciones adaptadas en el ámbito de la ciberdefensa.

La Comisión y el Alto Representante, también en su calidad de jefe de la Agencia Europea de Defensa (AED), presentarán un informe anual al Consejo de la UE para examinar y valorar los avances en la aplicación de las medidas de la Comunicación conjunta sobre la política de ciberdefensa de la UE. Se anima a los Estados miembros a que contribuyan con sus aportaciones sobre el progreso de las medidas de aplicación a escala nacional o con carácter de cooperación. Podría formularse un plan de aplicación en cooperación con los Estados miembros.

Compartir