Compartir

Agencias

Según un estudio de GlobalData encargado por Nokia, algunas operadoras creen que el despliegue de la tecnología 5G autónoma podría incrementar los riesgos de seguridad, porque las redes desagregadas ofrecen nuevas oportunidades de ataque a los intrusos informáticos.

Durante el año 2022, la firma de análisis ha realizado una encuesta entre cincuenta operadoras de rango mundial, y el 75% de estas ha contestado que sus redes habían sufrido hasta seis brechas de seguridad durante los doce meses anteriores.

Nokia y GlobalData entienden que dicha investigación demuestra la necesidad de dedicar mayores esfuerzos a proteger los activos clave de las empresas, porque las operadoras están utilizando la 5G autónoma para proporcionar nuevos servicios y aplicaciones.

Vishal Sahay, director de servicios gestionados de seguridad, nube y servicios cognitivos de Nokia, ha señalado que “los cambios sustanciales que se producen en el sector de la 5G” confirman la necesidad de que operadoras y empresas refuercen sus capacidades de seguridad.

Alrededor del 56% de las operadoras encuestadas consideran necesario mejorar sustancialmente las capacidades de protección frente a tipos de ataque específicos del ámbito de las telecomunicaciones. Otro 68% manifiesta su preocupación por el ransomware.

Los encuestados señalan que sus herramientas de seguridad para el software están fragmentadas y son demasiado lentas para prevenir o detener las amenazas.

Fuente: MWL

Compartir