Compartir

América Móvil (AMEX), informa que presentará a la aprobación de sus accionistas una propuesta de Reclasificación de acciones para unificar las series representativas de su capital social “AA”, “A” y “L” en una sola serie accionaria, conformada exclusivamente por acciones ordinarias, de pleno voto y sin valor nominal.

De aprobarse las propuestas, todas las acciones de las series “A”, “AA” y “L” se convertirían en acciones ordinarias de la serie “B” a razón de conversión 1:1.

La Reclasificación propuesta implica una reforma a los estatutos sociales, y quedará sujeta a diversas autorizaciones corporativas y regulatorias para ese tipo de operaciones, la cual será efectiva una vez que se emita un certificado de cumplimiento de dichas condiciones.

La propuesta

La administración de la Sociedad resolvió, reclasificar las actuales series accionarias “A”, “AA” y “L”, y unificarlas en una sola nueva serie accionaria, “B”, a efecto que todas las acciones del capital social de América Móvil sean de pleno voto y sin valor nominal, para migrar a una estructura de capital “una acción – un voto”, lo que podrá atraer una base más amplia de inversionistas que prefieren ese tipo de estructuras.

AMEX ha considerado que la Reclasificación es razonable ya que simplificará la estructura accionaria y homogeneizará la cotización de sus acciones. Además, facilitará el acceso y el entendimiento de las acciones con distintos proveedores de índices, proxy advisors, e inversionistas institucionales que contarían con derecho de minoría de acuerdo a la legislación mexicana.

En la actualidad las series A y AA tienen derecho de voto pleno, mientras que la serie L vota solo en circunstancias limitadas, que incluyen temas como duración o disolución de la compañía, objeto social, nacionalidad, fusiones y cancelación del listado en bolsa.

Además, mientras que las acciones serie L son de libre suscripción, las AA, que por reglamentación tienen que representar entre 20 y 51% del capital de la compañía –en la actualidad 32%–, solo pueden ser suscritas por inversionistas mexicanos, sociedades mexicanas y fideicomisos facultados para ello.

La reclasificación de las acciones de América Móvil también implica abrir la toma de decisiones para los dueños de la serie L, que representan 67% del total de títulos en circulación de la compañía.

Sin embargo, la serie L perderá derechos específicos frente a las otras.

Conforme a los estatutos vigentes, no pueden asignarse dividendos a los papeles A y AA sin que se pague a las acciones serie L una distribución anual de 5% sobre el valor teórico de los títulos. Además, en caso de liquidarse la sociedad, también debe darse un dividendo de al menos esa proporción a los dueños de esa serie.

Con la transformación la serie L dejaría de tener el derecho a designar a dos miembros del consejo de administración y a sus respectivos suplentes.

“La reclasificación no implica, per se, ningún cambio directo e inmediato a nuestros órganos sociales, por lo que en la asamblea general extraordinaria de accionistas que resuelva sobre la reclasificación, se propondrá la ratificación de todos los miembros actuales de nuestros consejo de administración y comité de auditoría y prácticas societarias, por el período remanente de su encargo”, agregó América Móvil.

La familia Slim es poseedora de forma directa e indirecta de todas las acciones serie AA, a la vez que posee 62% de los títulos serie L, lo que los hace dueños de más de 80% de los títulos en circulación de la que es una de las diez empresas de telecomunicaciones con más clientes en todo el mundo.

Tanto analistas como inversionistas parecieron respaldar la visión positiva de la empresa en torno a la reclasificación.

“Coincidimos con la emisora en que la reclasificación se trata de una noticia positiva, que podría servir para atraer más inversionistas, entre otros beneficios”, escribió en un reporte Gerardo Cevallos, especialista de Vector Casa de Bolsa.

Los accionistas de América Móvil reaccionaron con un alza de casi 4% en bolsa, que después se moderó a 2.7%, en un día en el que el S&P/BMV IPC presentó un avance de 0.4%.

De aprobarse el cambio, el número de acciones autorizadas y en circulación de la operadora de Telcel no cambiará, tampoco el número y participación de sus accionistas y solo será modificado el poder de voto.

La conversión no implica una enajenación ni adquisición, tampoco debe generar un incremento patrimonial, aunque la empresa recomendó a sus dueños asesorarse en términos de las implicaciones fiscales de la operación.

Si América Móvil obtiene una votación positiva, lo cual es prácticamente un hecho al ser la familia Slim dueña de dos tercios de las acciones y el director general parte de esa familia, entonces emularía a otras empresas del grupo, como Minera Frisco, Grupo Financiero Inbursa, el conglomerado industrial y comercial Grupo Carso y la operadora de torres de telecomunicaciones Telesites, que también tienen estructuras de un solo tipo de acción.

En el último caso, la operadora de torres escindida de la matriz de Teléfonos de México, o Telmex, atravesó un cambio de serie desde B-1 a A-1.

Con información de AXIS

Compartir