Compartir

Agencias

El grupo Vodafone ha presentado un programa de tres años de duración que promoverá el canje, reciclaje, renovación y reparación de smartphones en Europa y África, y recaudará fondos para la organización conservacionista WWF.

Por cada teléfono recibido en el marco de dicho programa, Vodafone donará una libra esterlina (o su equivalente en la moneda local) a WWF para proyectos en todo el mundo.

La operadora ha anunciado que el programa “un millón de teléfonos por el planeta” contribuirá a su objetivo de reducir a cero sus emisiones de carbono para 2040, y que también ayudará a eliminar residuos electrónicos y lograr una mayor circularidad en la economía de los teléfonos móviles.

La operadora cita una evaluación de ciclos vitales de productos realizada por Erwann Fangeat (ADEME) y otros. Dicha evaluación demuestra que la compra de un smartphone ya existente, reacondicionado para su venta, supondría un ahorro de unos 50 kg de equivalente de dióxido de carbono (CO2e), con lo que el impacto negativo del dispositivo sobre el cambio climático se reduciría en un 87% con respecto a un teléfono recién fabricado y eliminaría la necesidad de extraer 76,9 kg de materias primas.

El programa de Vodafone también comprende aplicaciones para teléfono móvil que ayudarán a los clientes de la firma a tomar decisiones sostenibles, así como proyectos en Sudáfrica, Alemania y el Reino Unido que recurren a la tecnología móvil para avanzar en conservación y sostenibilidad.

Orange y Swisscom también han anunciado sus propios planes de reciclaje durante 2022.

En este mismo mes de noviembre, la asociación industrial GSMA ha explicado que los cambios en las tasas de reciclaje de teléfonos móviles podrían llegar a reducir las emisiones anuales de CO2 en 21,4 millones de toneladas para 2030.

Fuente: MWL

Compartir